No a la reelección de presidente y procurador

La reforma será presentada al Congreso en septiembre, pero el Gobierno ya trabaja con los partidos en la redacción del texto.

El ministro del Interior, Juan F. Cristo, con los voceros de los partidos de la Unidad Nacional y la Alianza Verde. / SIG

 El Gobierno empezó a dar las primeras puntadas a su anunciada reforma de reequilibrio de poderes. Ayer, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, se reunió con los voceros de los partidos de la Unidad Nacional, con los miembros de la Alianza Verde como invitados, para socializar el borrador del proyecto. A su vez, los partidos presentaron sus propias propuestas.

El acuerdo en lo referente a la eliminación de la reelección presidencial ya está establecido. “Empezamos con el primer punto, que es la derogatoria de la reelección, y podemos anunciar hoy que hay un consenso para bien de la democracia”, reveló Cristo. Pero en materia de reelecciones, el asunto va más allá: se plantea que procurador, contralor, magistrados, registrador, alcaldes, gobernadores y hasta miembros del Banco de la República no puedan hacerse reelegir.

El siguiente paso de la discusión, que se iniciará en firme el lunes, es la ampliación de los períodos institucionales, que para todos estos funcionarios, de acuerdo con la propuesta del Gobierno, serán de cinco años. Sobre este punto, sin embargo, no hay consenso y en la Unidad Nacional hay quienes consideran que es mejor mantenerlo en cuatro años y otros plantean que sea de seis.

En el encuentro se oyó una propuesta novedosa del Partido de la U. La vocería la asumió el senador Armando Benedetti, quien sugirió que, para que el Congreso sea la verdadera representación de los ciudadanos, las elecciones a la Presidencia en primera vuelta y al Legislativo coincidan, y que el candidato a la primera magistratura del Estado encabece la lista al Senado de su partido.

“Hace cuatro años, Antanas Mockus sacó el 35% de los votos y los verdes no alcanzaron ni el 5% de la representación. El Centro Democrático obtuvo el 45% y sólo tiene el 20%. Eso debe verse reflejado en el Congreso. Sería más participativo y más representativo”, explicó Benedetti, quien agregó que de ese modo se fortalecerían los partidos grandes y la oposición, lo que considera un gran avance para la democracia.

Por ahora no hay acuerdo sobre buena parte del contenido de la reforma. Para la senadora Claudia López, de los verdes, el Gobierno tiene un doble rasero: “Reiteramos la intención de concertar, pero debe haber coherencia entre la acción y práctica política. Al Gobierno le parece mala la reelección, pero se hace reelegir, o habla de independencia del Congreso y mete la mano para la elección del contralor”. Lo cierto es que el debate va para largo y más aún cuando el Centro Democrático del expresidente Álvaro Uribe anunció que presentará un proyecto paralelo de reforma política y electoral, que defiende y mantiene la reelección inmediata por una sola vez.