En desarrollo de debate de moción de censura

"No se conocía la presencia de menores": Mindefensa sobre bombardeo en Caquetá

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, respondió al supuesto ocultamiento de la muerte de siete menores en un bombardeo, argumentando que "fue una operación lícita" y ajustada al derecho internacional humanitario.

El ministro aseguró que serán las autoridades competentes las encargadas de determinar la responsabilidad del grupo armado por tener "encampamentados y armados a menores”. Mauricio Alvarado - El Espectador

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, respondió este martes a la denuncia elevada por el senador Roy Barreras desde el Congreso de la República, en relación con el supuesto ocultamiento de la muerte de siete menores durante un bombardeo en septiembre pasado. Según el funcionario, quien sostuvo que la operación estuvo ajustada a los estándares internacionales y al derecho internacional humanitario (DIH), no se conocía de la presencia de menores.

En contexto: Acusan a Mindefensa de ocultar muerte de siete menores en bombardeo

De acuerdo con Botero, quien ratificó que no va a renunciar a su cargo, serán las autoridades competentes las que determinen la responsabilidad del Grupo Armado Organizado (GAO) liderado por Gildardo Cucho, contra quien iba dirigido el bombardeo en San Vicente del Caguán, en Caquetá, por “tener encampamentados y armados a menores”.

“Corresponderá a las autoridades competentes evaluar, a las normas del DIH, la infracción del que es responsable el GAO y sus miembros al utilizar menores, al parecer, como parte de su estructura de seguridad”, respondió Botero, asegurando que en el lugar fueron encontrados elementos de guerra como 12 armas largos tipo fusil, una ametralladora y dos pistolas. “Quien infringe el DIH es quien coloca a una persona protegida en un riesgo que no debe soportar”, agregó.    

Previamente, en desarrollo del debate de moción de censura contra el funcionario, el senador Barreras informó de la muerte de siete menores de edad el pasado 2 de septiembre que, reclamó con un documento de Medicina Legal, perdieron la vida en desarrollo de un bombardeo, con el agravante de que fueron presentados como “delincuentes muertos en desarrollo de operaciones militares”.

En contexto: En vivo: debate de moción de censura contra el ministro de Defensa

Barreras recordó que, en su momento, Botero informó que se trataba de 14 disidentes de las Farc abatidos. Sin embargo, “le escondió a Colombia” que entre los muertos se encontraban siete menores de edad, con edades de entre los 12 y 17 años.

Ante ello, Botero argumentó que el operativo estuvo soportado por investigaciones de la Fiscalía y que, al revisar la legislación, se determinó que Gildardo Cucho era una amenaza para la seguridad y que se podía bombardear el sitio.

“Cuando esta operación se hizo no se conocía la presencia de menores. Se revisó la legislación y los abogados conceptuaron positivamente que el señor Gildardo Cucho era una amenaza para la seguridad nacional y como tal se podía bombardear el sitio. Todas estas operaciones tienen control judicial. Esta operación estaba soportada en investigaciones de las fiscalías 114 y 135 especializadas en la dirección contra organizaciones criminales", manifestó. 

Por otro lado, frente a la muerte de Flower Jair Trompeta, un líder indígena de Cauca que, dicen allegados, habría sido torturado y asesinado por hombres del Ejército, el ministro aseguró que se atendrán a las investigaciones de la Fiscalía. “Desde el primer momento hemos tenido el acompañamiento de policía judicial. Nosotros no conocemos la autopsia, no nos ha llegado de oficio y tiene carácter reservado”.

Lea también: No hubo tortura en muerte de líder en Corinto, Cauca, según Medicina Legal

Medicina Legal aclaró la semana pasada que en el cuerpo de Trompeta no se encontró ninguna señal de tortura, ni siquiera en el brazo, que, según las primeras denuncias, habría sido introducido en una despulpadora como forma de tortura por hombres del Ejército. Sin embargo, el ente de medicina forense confirmó que el líder murió por cuatro impactos de bala de arma de largo alcance. Sin embargo, la necropsia no reveló si los disparos fueron realizados a larga o corta distancia.

Ante ello, Botero dijo que los peritos le explicaron que hay que tener en cuenta varios factores, como la manipulación o alteración del lugar de los hechos, “ya que se acostumbra a girar el cuerpo para intentar auxiliarlo”, así como que cuando “la muerte se produce de manera inmediata al recibir el impacto de arma de fuego, son mayores las probabilidades que el cuerpo quede boca abajo. En cambio, si la muerte no se causa de manera inmediata, por las reacciones vitales es probable que persona asuma otra posición, como bocarriba, lateral o fetal”.

La defensa del Mindefensa

Minutos antes de estas declaraciones, ante la plenaria del Senado, Botero dijo acudir al Congreso para “rendir gestión de 14 meses de trabajo”, asegurando que los generales y altos mandos de la Fuerza Pública que concurrieron al Congreso para acompañarlo lo hicieron “en un acto de solidaridad conmigo, no porque yo se los pidiera. Me dijeron ‘somos conscientes de su liderazgo y de cómo maneja el Ministerio con pulcritud, limpieza y honestidad”.

Lo anterior, en respuesta a la crítica que lanzó el senador Barreras, quien lamentó que “haya traído a los generales a defenderlo, (cuando) seguro tienen ocupaciones más importantes en las regiones”.

Botero, quien dijo tener cero tolerancia con aquellos que “deshonren el uniforme militar”, defendió que, contrario a lo denunciado en el debate, hayan aumentado las tensiones con Venezuela por falta de diplomacia, asegurando que se han interpuesto las denuncias respectivas ante los organismos internacionales y que las autoridades han defendido la frontera. “Se afirma que hemos abandonado la diplomacia y que estamos colocando al país en un grave riesgo. ¡Ni más faltaba! lo que ha habido es diplomacia, como las denuncias ante el Grupo de Lima o la ONU”.

Al insistir que en el vecino país se refugian guerrilleros y calificando como una falacia que se haya pasada a la confrontación, el ministro de Defensa dijo que “los colombianos pueden estar tranquilos con que, respecto a Venezuela, las Fuerzas Militares tienen toda la capacidad para defender a nuestros ciudadanos”.

Además de defender los ascensos de militares por méritos, Botero admitió que ha habido crecimiento en el número de los integrantes de grupos armados como el Eln, pero alegó que hay cinco rentas criminales responsables, no solo del fortalecimiento y los rearmes, sino de los homicidios y hechos de violencia: los cultivos ilícitos, “que generan todo el narcotráfico”; la minería ilegal; el secuestro; el contrabando, y el lavado de activos.

“Viene el senador y me endilga en un Power Point responsabilidades en la conducción del Ministerio de defensa por el crecimiento de grupos armados. Sí han crecido, pero presente las cifras como son, no amañadas”, sostuvo el ministro, en referencia a un documento que cifró en 4.867 los miembros del Eln, explicando que ahí están incluidas las redes de apoyo.

“En 2017 había 1.837, no 1.500, porque el senador Barreras uso una mala fuente, y en redes de apoyos al terrorismo 2.027 integrantes. Eso daba en 2017 de 3.864 miembros y ahí sí no le empiezan a dar las cuentas. Posteriormente, en 2018 había muchísimos más y 2019 se contaban 4.867 integrantes, de los cuales 2.580 eran en armas y 2.287 en la red de apoyo al terrorismo”, declaró Botero, quien remató: “Vean cómo se puede desfigurar la realidad con unos datos manejados de manera imprecisa”.

Para el ministro, el crecimiento del Eln tiene como origen los ceses bilaterales efectuados por el gobierno anterior y frente a las disidencias de las Farc, manifestó que hay personas “que ni siquiera se acogieron al proceso de paz y otras 700 de las que nunca supimos”.

Aunque admitió que hace presencia estatal en ciertas zonas, Botero dijo que previamente se dejaron vacíos de autoridad, “dando lugar a la marginalidad política, social y económica que aprovechan los grupos criminales”. Por ello, defendió su estrategia de seguridad y defensa, negando que se estén poniendo en peligro los derechos y libertades de la población. “No, esa información es falsa y además agregan que estamos exigiendo muertos como resultados. ¡No, ni más faltaba! Eso ya lo hemos demostrado en varios debates”, dijo.

Sin mencionarlo explícitamente, Botero se refirió a la muerte del exguerrillero Dimar Torres, presuntamente asesinado por miembros del Ejército, el pasado 22 de abril en zona rural de Convención (Norte de Santander). “Nos reiteran permanentemente que volvieron los falsos positivos. No señor. Aquí hubo un crimen de lesa humanidad y ya tendremos tiempo. Revisaremos si hay homicidios dolosos, para que les caiga a todas estas personas que deshonran el uniforme militar (…) Miremos las estadísticas: antes había un muerto cada 1.5 operaciones, en este momento tenemos un muerto por cada 3.2 operaciones”, agregó.

Respecto a las críticas por sus afirmaciones en medios de comunicación tras los operativos, como cuando en el caso de Dimar Torres dijo, con base en las declaraciones de un uniformado, que el desmovilizado “trató de sustraerle el fúsil”, Botero argumentó que sus declaraciones siempre “son las que están disponibles al momento” y que ha dado salido a responder “como un acto de transparencia”, precisando que todas las muertes que se registran en desarrollo de operaciones militares “tienen el correspondiente acompañamiento de la Fiscalía”.

“Hemos tomado las decisiones administrativas que correspondían y hemos impuesto la política de cero tolerancia para los miembros de la Fuerza Pública. Hemos pedido que aquellos que deshonran el uniforme militar se les sancione con la pena máxima y todas las quejas, peticiones y demás que nos presentan son evaluadas: abrimos los procesos disciplinarios y administrativos a que haya lugar, de eso no tengan la menor de las dudas”, sostuvo.

Por otro lado, se refirió al informe que el presidente Iván Duque entregó en la ONU sobre la presencia del Eln en Venezuela y los supuestos nexos que el grupo armado tendría con el gobierno de Nicolás Maduro, el cual contenía fotos usadas como referencia. “Sí, se usaron unas fotos de unas fuentes secundarias, pero fueron retiradas del dossier precisamente por eso, por usar fuentes secundarias, que es lo que usted ha hecho senador Barreras en este debate: usar fuentes secundarias y no las primarias, por eso llega a una conclusión eventualmente equivocada”.

Botero lamentó el aumento de los cultivos ilícitos, atribuyéndolos a la falta de erradicación del gobierno pasado y al hecho de que no se estaban fumigando: “No puedo creer que únicamente en 2014 se han erradicado algo menos de 11.000 hectáreas. Verdaderamente lo leo y no lo comprendo. ¡Claro! por eso llegamos sin erradicar. Es absolutamente imposible luchar así y miren como hemos evolucionado, ya vamos en 71.500 hectáreas y no se ha acabado el año”.

El ministro de Defensa concluyó su intervención haciendo una férrea defensa de las Fuerzas Militares, señalando que son profesionales y hacen un gran trabajo, por lo que sostuvo que no se va a dejar distraer: “Continuaré en mi trabajo. Estos debates los afrento con gallardía, humildad y sin arrogancias, pero no me voy a dejar distraer”.

889744

2019-11-05T22:02:10-05:00

article

2019-11-05T23:52:43-05:00

jgonzalezpenagos_79

none

-Redacción Política ([email protected])

Política

"No se conocía la presencia de menores": Mindefensa sobre bombardeo en Caquetá

80

13158

13238