“No se puede obedecer a un presidente ilegítimo”: Gustavo Petro

Noticias destacadas de Política

Con las interceptaciones legales que hacen parte de la ñeñepolítica, el senador de la Colombia Humana enfatiza en que es un “hecho político inocultable y un delito” el triunfo electoral en 2018 del hoy presidente Iván Duque. Su movimiento no lo reconoce y por eso propone que los ciudadanos desobedezcan su mandato como protesta social al presunto hecho ilegal que está aún en investigación.

Mientras el caso de la ñeñepolítica —que nació de unos audios en los que se escucha a María Claudia Daza y a José Guillermo Ñeñe Hernández hablar de lo que sería una presunta compra de votos para la campaña presidencial de 2018 del hoy presidente Iván Duque— sigue en investigación, varios dirigentes políticos hacen presión para que el proceso se resuelva pues recriminan lo que hasta ahora sigue siendo un supuesto hecho ilegal que enloda al Gobierno.

(Lea: Tatequieto a proselitismo en redes: desafío e implicaciones)

En esta ocasión, el senador Gustavo Petro, del movimiento Colombia Humana, cuestiona la legitimidad del mandatario Iván Duque y a partir de allí insta a la ciudadanía a reaccionar y rechazar su administración. Según dijo en entrevista en W Radio y posteriormente en Blu Radio, el senador Petro afirma que las pruebas obtenidas de las interceptaciones legales realizadas a Ñeñe Hernández en 2018, son evidencia fidedigna suficiente para que su movimiento desconozca el Gobierno Duque.

“Para Colombia Humana el gobernante que tenemos no ganó las elecciones presidenciales de 2018. La Registraduría presentó el triunfo de Duque contando unos votos comprados con los dineros del narcotráfico en La Guajira, el Magdalena, y el Cesar, y faltan otras regiones [por descubrir en ese presunto entramado], porque el traquetismo de Colombia se lanzó a apoyar a Duque”, dijo en W Radio.

(Lea también: Nadia Blel Scaff y los detalles de su llegada al Senado)

Explicó de igual manera que están dan fe de que la presunta compra de votos se hizo en lugares estratégicos donde Colombia Humana tenía un capital político en votos que, según parece, fue robado por cuenta de la mafia. “Y se hizo la compra en donde estaban los votos que podían propiciar el triunfo de la Colombia Humana. Fue un plan premeditado y con muchísimo dinero como bien las grabaciones lo demuestran. eso es un hecho político inocultable, pero también un delito”, añadió sentando su posición.

Comentó directamente que tanto la legitimidad del presidente, como la de su vicepresidenta Marta Lucía Ramírez “desacansa en delitos”, aludiendo a hechos que vinculan a su familia, como la relación empresarial de su esposo, Álvaro Rincón, con Memo Fantasma, y el pago de una fianza a su hermano en 1998, por el delito de narcotráfico cometido en Estados Unidos.

(Conozca: Ecos de un prematuro pulso presidencial)

Por todo ello, Petro lanzó dos ideas para que la sociedad se rebele de alguna forma y dijo que esperaba que el comité del Paro las acogiera y las lanzara, pues considera que si el gobierno de Iván Duque es “ilegítimo”, está llevando al abismo al país en medio de la pandemia.

“Un presidente ilegítimo lleva a su país hacia el matadero y por tanto la sociedad debe actuar, esa es la desobendiencia civil. [Dos ejemplos son] no llevar los niños al colegio en agosto, no pagar las facturas de los servicios. Estamos viendo si el comité del Paro lanza esa propuesta porque no se puede obedecer a un presidente ilegítimo”, puntualizó, aclarando que su manifiesto “no lleva a la anarquía social, sino a salvar vidas”.

Concretamente dijo: “Estamos en una pandemia. Si uno manda a los niños al colegio en pleno pico de la pandemia está mandado a los colombianos al matadero. Hay unas formas de acción social, no expone a los ciudadanos a la muerte pero son efectivas en presionar a un gobierno. Al presidente Duque se le puede exigir que no a la sociedad a un matadero”.

Comparte en redes: