"No tengo vergüenza en señalar que mi padre se sometió a la JEP”: Francisco José Chaux

Noticias destacadas de Política

El nuevo viceministro de Justicia, hijo del excongresista y exgobernador Juan José Chaux Mosquera, enjuiciado por presuntos nexos con las autodefensas y quien pide pista en la JEP, dice que no le tiene miedo a señalar sus impedimentos y que siempre ha obrado con transparencia.

El martes pasado, Francisco José Chaux Donado tomó posesión como nuevo viceministro de Promoción de Justicia, del Ministerio de Justicia. Abogado y especialista en Derecho Sustantivo y Contencioso Constitucional de la Pontificia Universidad Javeriana y magister en Derechos Humanos de la Universidad de Oxford, ha sido viceministro del Interior y últimamente se desempeñaba como contralor delegado para Responsabilidad Fiscal. Además, ha sido asesor jurídico de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), de la Superintendencia de Sociedades, del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder) y de la Presidencia del Senado.

Una hoja de vida meritoria con un pero mayúsculo que sus críticos vuelven a poner sobre la mesa, como cuando fue designado viceministro del Interior: es hijo del excongresista y exgobernador del Cauca Juan José Chaux Mosquera, enjuiciado por sus presuntos nexos con grupos de autodefensa y hoy en carrera para ser aceptado por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). En diálogo con El Espectador, Chaux Donado responde a los cuestionamientos y traza las líneas de la tarea a cumplir, una de las principales, sacar adelante la reforma a la justicia anunciada por el gobierno Duque.

¿Su papel como viceministro de Justicia, teniendo en cuenta lo de su padre, no implica de entrada un choque con la JEP?

Aclaro que mi padre tiene una solicitud de sometimiento a la JEP y yo no participo en ningún tema frente a esa jurisdicción. Siempre me he declarado impedido y desde el mismo día de mi posesión procedí a presentar el impedimento respectivo para no tramitar nada que tenga que ver con la JEP. Así lo hice cuando fui viceministro del Interior y así lo he hecho siempre que he estado en cargos públicos.

¿Habló de eso con el presidente Duque y el ministro Wilson Ruíz, le dijeron algo antes de la posesión?

La instrucción del presidente de la República y del ministro es que cuando se tiene una causal de impedimento, la tenemos que informar, pues debe haber total transparencia. Los impedimentos del servidor público tienen que ser una acción inmediata después de la posesión. No le tengo miedo a señalar que estoy impedido para los temas que tiene que ver con la JEP, lo digo de manera directa y clara para que lo sepa Colombia, para que esta situación la conozca el país. No tengo vergüenza en señalar que mi padre se sometió a la JEP, sin duda, no es lo que uno esperaba de la relación con su padre, a quien le tengo todo el cariño, pero es una situación que tenemos que afrontar.

Lea también: Presidente Duque nombra a Francisco Chaux como viceministro de Promoción de Justicia

Llega usted al Ministerio de Justicia en un momento difícil: hacinamiento en las cárceles, corrupción, no hay políticas de resocialización, ¿cuál va a ser su tarea?

Colombia es un Estado Social de Derecho y el Viceministerio estará encargado de la parte formal del Derecho, de la promoción de la justicia y, por lo menos en lo que tiene que ver con las normas de la teoría jurídica, estaremos trabajando para que se respeten los derechos humanos.

Una de las prioridades del país es la reforma a la justicia, ¿eso en qué va?

Lo primero es señalar es que de la prisa no queda si no el cansancio. Debemos hacer una reforma que realmente sea verdadera y consecuente, que acerque al ciudadano a la justicia, que volvamos a creer en ella, que sea rápida en sus funciones y comprometida con la gente. El ministro Ruíz, con quien me he reunido en distintas oportunidades, ya está trabajando sobre ese tema, que es prioridad. De lo que estoy seguro es que él tiene el liderazgo suficiente para sacarla adelante y yo seré un gregario más de esta causa y de cada una de las políticas que nos ha encomendado el presidente Duque.

¿La van a presentar en 2021? ¿No cree que no se tienen unas mayorías consolidadas para sacarla adelante?

No soy profeta. Los congresistas son electos popularmente y ellos, en su sabiduría, deben entrar a evaluar el texto que presentará el Gobierno Nacional y analizar qué es lo mejor para esta reforma y para los colombianos. Solo soy un funcionario que aportará sus conocimientos y mis planteamientos. Tengo todo el respeto por los legisladores, son los que llevan la representación y la vocería de los ciudadanos en el Congreso de la República. La columna vertebral de esta reforma es que la gente crea nuevamente en la justicia y acuda a ella.

En contexto: Hijo de Juan José Chaux sería viceministro del Interior

Muchos otros intentos de reforma han fracasado, ¿será que esta vez sí hay ambiente?

Creo que sí, es algo que necesitan el país, la misma justicia y todos los colombianos. Tenemos que mirar que nos une y que nos divide. El gobierno del presidente Duque y del ministro Wilson Ruíz están buscando es tender puentes entre las diversas teorías y tendencias, porque lo importante para sacar exitosamente esta reforma es encontrar puntos en común. Esto totalmente seguro de que los senadores y representantes estarán de acuerdo en muchas de las posturas del Gobierno, que apuntan al mejoramiento de la justicia, aunque es claro que en otros puntos tendremos diferencias, que precisamente son las que debemos entrar a discutir en democracia.

Por cierto, ¿el borrador ya está listo?

No. Esos anuncios los estará haciendo mi jefe, el señor ministro Wilson Ruiz.

Comparte en redes: