"No vemos como intromisión preocuparnos por Venezuela"

La ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín rechazó las críticas del gobierno venezolano.

El martes de esta semana, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, llamó al gobierno y a la oposición de Venezuela a dialogar para garantizar la "estabilidad" del país, a la vez que se mostró dispuesto a colaborar "para que se mantenga la paz" en esa nación. "Queremos hacer un llamado a la calma, un llamado a establecer canales de comunicación entre las diferentes fuerzas políticas de Venezuela”, dijo Santos durante un acto oficial. "Hacemos votos porque se respeten y se fortalezcan los principios democráticos. Instamos al gobierno y a la oposición a que dialoguen", añadió el mandatario colombiano.

Sin embargo, sus palabras no cayeron bien en el gobierno venezolano. El presidente Nicolás Maduro replicó fuertemente y pidió a Santos que "deje de meterse en asuntos internos".

La canciller María Ángela Holguín, respondió las críticas recibidas desde el vecino país, en las que se señala que desde territorio colombiano habría interesados en desestabilizar a Venezuela. “El gobierno de Colombia es respetuoso de la soberanía de los Estados y considera necesario respetar los principios democráticos para buscar soluciones a la crisis por la que atraviesan los venezolanos”. La canciller reiteró que “Queremos a Venezuela y nos duele Venezuela, por ese ofrecimiento de nuestros modestos oficios para buscar la paz y estabilidad en Venezuela para nosotros es una frase dicha de corazón. Quiero aprovechar para recordar los mensajes que nos enviaba el presidente Chávez de que quería la paz en Colombia. Muchas veces lo oímos hablar de la paz (…) y nunca lo tomamos como una intromisión, al contrario siempre creímos y seguiremos convencidos de lo que hacía era por la paz. Y oímos reclamos porque nos entrometemos en los asuntos del país, oímos reclamos porque no decimos ni hacemos lo suficiente por la situación que vive Venezuela.
Los sectores venezolanos nos involucran como si la estabilidad de Venezuela pasara por Colombia.

Pero yo quiero aquí reiterar, Colombia cree profundamente en los valores democráticos, el Gobierno de Venezuela tiene un gobierno elegido democráticamente, obtuvo la mayoría en las votaciones para ejercer ese poder. Nuestra solidaridad con el pueblo venezolano es permanente, como lo es nuestra responsabilidad con los colombianos y con todos aquellos colombianos afectados por la situación que atraviesa Venezuela. Y no vemos como una intromisión preocuparnos por Venezuela. No nos pueden pedir que no nos preocupemos por Venezuela. En Colombia siempre nos vamos a preocupar por Venezuela porque queremos a Venezuela y nos duele Venezuela”, señaló.

Holguín enfatizó que el Gobierno vela por el respeto de los derechos de los colombianos que viven en Venezuela y aseguró que se está verificando la situación de los 558 connacionales que, en lo corrido del 2014, han sido deportados. Sabemos que hace muchos años a ilegales colombianos, la cifra es alta y alarmante pero queremos ayudar a los colombianos.

Sobre las remesas dijo que los dos gobiernos trabajan en una solución, pero aclaró que la situación actual se presentó porque, hubo una mala utilización de las remesas, un abuso. “El último año se duplicó la utilización de remesas, se volvió un carrusel donde los dólares salen a precio oficial y entran al precio del dólar paralelo y eso hace que la distorsión para la economía venezolana sea muy grande”.