Nueva andanada de Uribe contra Santos por hechos de corrupción

“Santos, en su memorial acusatorio de corrupción, en contra mía, ignoró temas suyos, interminables siquiera para enunciar”, sostiene el exmandatario en un texto divulgado en Twitter.

Foto: Cristián Garavito – El Espectador

Tal como lo había prometido apenas hace dos días, este viernes el expresidente y ahora senador Álvaro Uribe divulgó una segunda parte de sus ‘Almendras’, como tituló una serie de escritos en los que responde por cuestionamientos y escándalos en los que ha resultado salpicado. (Lea: La despachada de Uribe contra los señalamientos de Santos)

Luego de que previamente se refiriera a casos de corrupción y a escándalos como Odebrecht y Reficar, hoy el parlamentario –quien, como si se tratara de un texto académico, incluso hace una introducción para contextualizar sus argumentos– trata temas relacionados con el manejo de la salud en Colombia, abarcando Saludcoop, Cafesalud, Caprecom y el Seguro Social.

Por otro lado, en su amplio texto, se refiere también al DAS, a Bioenergy y hasta al Canal Uno. Con el apartado “Mi familia y algo de mi persona”, Uribe finaliza esta entrega.  

“Escribo estas notas dolido por la circunstancia de que alguien de mi Gobierno hubiera recibido sobornos”, inicia Uribe, en referencia a la detención de quien fuera su viceministro de Transporte, Gabriel García Morales, señalado de recibir millonarias coimas de la firma brasileña Odebrecht a cambio de hacerse a jugosos contratos con el Estado.

“Me he referido ampliamente al proceso de consulta, contrario al clientelismo, que adelanté para nombrar a Gabriel García Morales, quien además procede de una familia de valores profundos, su padre fue rector de uno de los colegios más respetados de Cartagena. Reitero el pedido de las más drásticas sanciones a alguien de mi Gobierno, partícipe de sobornos. He defendido a mis compañeros perseguidos políticos, caso muy diferente a la corrupción”, asegura el exmandatario.

Saludcoop y Cafesalud

En un primer punto, Uribe se refiere a los escándalos de Saludcoop y Cafesalud. Inicia, precisamente, declarando su respeto por el actual ministro de Salud, Alejandro Gaviria. “El Gobierno Santos, muy en su principio, acusó a mi familia de corrupción en Saludcoop”, dice, indicando que siempre ha defendido y promovido el cooperativismo como un mecanismo para asegurar y prestar los de servicios de salud.

“Mario Mejía, ya fallecido, superintendente de Salud, ordenó a Saludcoop devolver al sistema de salud más de 600 mil millones de pesos, que en su concepto habían sido desviados en contra de la ley. El Gobierno Santos, en sus inicios, revocó la medida. El Tribunal de Cundinamarca, por fortuna, confirmó la decisión de nuestra administración. Poco después procedieron a intervenirla y recientemente se ordenó su liquidación”, explica.

El senador sostiene en una oportunidad que se reunió con el gerente anterior de Cafesalud, aseguradora sucesora de Saludcoop, quien le reveló que había encontrado entre 80 y 90 contratos, adjudicados –denuncia Uribe– por presiones políticas, que habrían sido ordenadas desde Presidencia de la República. “Cualquiera sea el futuro de Cafesalud, que ojalá se despeje favorablemente, el clientelismo contratista en Saludcoop, en liquidación, deja una enorme deuda que afecta seriamente a los hospitales e infiere herida mayor a la reputación de las cooperativas”, manifiesta.

Caprecom

Sobre Caprecom, el senador sostiene que ha sido víctima de un manejo politiquero y que fue entregada como ‘botín electoral’ a líderes políticos que apoyan al Gobierno. Sin embargo, defiende que durante su mandatario optó por respaldar su mantenimiento dado que “juzgó necesario” contar con una entidad estatal, del orden nacional, en el aseguramiento y prestación de los servicios de salud.

“El Gobierno actual acusó a Caprecom de haber favorecido a Óscar Iván Zuluaga y a Luis Alfonso Hoyos con la contratación a través de unas cooperativas de Manizales, desde 2002 (…) Me di a la tarea de indagar y encontré que entre 2002 y 2007 no existieron contratos con las dos cooperativas acusadas. Entre enero de 2008 y septiembre de 2010 se celebraron contratos, previa invitación pública, por 18,016 millones de pesos y no por 238 mil millones como lo publicaron”, indica Uribe, quien advierte que el patrimonio de la organización pasó de un positivo de $35.696 millones en 2010 a un negativo de $767 mil millones en junio de 2015.

Seguro Social

El exmandatario manifiesta que el presidente Juan Manuel Santos lo ha responsabilizado por la corrupción en el Seguro Social; sin embargo, sostiene que “la politiquería y la corrupción estaban empotradas de vieja data” en el organismo. “Políticos, algunos sindicatos y presiones de la guerrilla, como lo viví, manejaban una nómina de 33 mil personas”, denuncia y luego detalla las medidas y determinaciones que puso en marcha para “transformar sus clínicas y dejar de dar malas noticias”.

DAS

Sobre los escándalos del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), organismo estatal acusado de realizar espionaje irregular y ‘chuzadas’ y seguimientos a periodistas, políticos y opositores a su gobierno, Uribe apenas dedica un párrafo.

“Poco después de mi llegada a la Presidencia propuse su eliminación. Se intentó una reestructuración sin mayores resultados. Dejamos en marcha el proceso que este Gobierno adelantó y culminó con la creación de la Agencia Nacional de Inteligencia. Lo que he conocido del Hacker me obliga a expresar todo el repudio al manejo dado por Santos a esta entidad”, asegura el exmandatario.

Bioenergy

Respecto a la demora en la construcción de la planta de etanol de Bioenergy en Puerto López (Meta), el senador explica que durante su gobierno se contrató el montaje de la planta y que la ejecución ha correspondido al actual. “El problema es la diferencia entre el precio inicial y el costo final”, dice, señalando que la idea de Bioenergy “surgió de la necesidad de contar con energías alternativas por las altas cotizaciones que en aquellos momentos tenía el petróleo, el futuro incierto de los combustibles fósiles, los requerimientos ambientales y el desafío de crear opciones de desarrollo y empleo de calidad en la Altillanura”.

El exmandatario agrega que la planta fue concebida como una empresa de Ecopetrol, asociada con particulares, productores de caña en los Llanos Orientales. No obstante, “Ecopetrol declaró desierta una primera licitación en febrero de 2010. En una segunda convocatoria adjudicó el contrato a la empresa española Isolux, en abril de 2010, que hizo una oferta de 138 millones 600 mil dólares. Este Gobierno alegó incumplimientos casi que, desde el comienzo, sin embargo, autorizó adiciones, entre septiembre de 2010 y abril de 2014 por 612 millones de dólares”, precisa.

INCO

Uribe se refiere a la disolución del antiguo Instituto Nacional de Concesiones (INCO) y dice que el presidente Santos lo acusa de corrupción para justificar la creación de la Agencia de Infraestructura, “que no se necesitaba, hace parte de la proliferación burocrática de este Gobierno, habría bastado un ajuste al INCO y el nombramiento de los nuevos funcionarios”.

“Ahora se suma al escándalo el préstamo del Banco Agrario a la sociedad adjudicataria de navegabilidad del rio Magdalena, de la cual Odebrecht es líder, por 120 mil millones de pesos, a tasa inferior a la cobrada a los agricultores”, agrega.

INCODER

“Santos, para disimular la triste realidad del Gobierno derrochón, trata de justificar la explosión burocrática en acusaciones de corrupción a nuestro Gobierno”. En estos términos se refiere el exmandatario a la liquidación del INCODER que, según Uribe, fue ideado para remplazar a cuatro entidades y pasar de una nómina de 3.000 funcionarios a 700.

“Santos ha echado reversa y ha creado seis entidades, a saber: Agencia Nacional de Tierras, Agencia de Desarrollo Rural, Agencia para la Renovación del Territorio, Consejo Superior de Uso de Suelo, Consejo Superior de Restitución de Tierras y Dirección de Mujer en el Ministerio de Agricultura”, añade.

INGEOMINAS

“Ignoro qué motivo invoque Santos para decirnos corruptos en este caso, podría ser por el rechazo de la Contraloría a la decisión de Ingeominas, que ajustó las regalías de acuerdo con los mayores volúmenes de producción, lo cual ha permitido que el país suba a 90 millones de toneladas exportadas de carbón y que se construyan puertos distintos a los que contaminaban la zona turística de Santa Marta”, asegura Uribe.

Canal Uno de Televisión

El expresidente recrimina al gobierno Santos por haber adjudicado el Canal Uno “a un único proponente conformado por amigos y contratistas suyos”. Uribe explica que no pudo adjudicar el denominado tercer canal porque “al retirarse varios oferentes solamente quedaba uno, y el Consejo de Estado lo impidió”.

“Cómo cambian las reglas y aducen en el Gobierno que lo actual es un contrato de concesión, o de administración o de manejo. En el fondo es lo mismo, el tercer canal habría sido solamente concesionario del espectro, que en todo caso es de propiedad de la Nación. Lo concreto es que Santos deja el Canal Uno bajo el dominio de sus amigos y contratistas”, sostiene.

“Temas no mencionados por Santos”

Uribe agrega un punto de su texto a temas que, dice, el actual mandatario no incluyó en recientes declaraciones sobre corrupción.

“Santos, en su memorial acusatorio de corrupción, en contra mía, ignoró temas suyos, interminables siquiera para enunciar, como el contrato de Conecta, vinculado a su Ministro de Comunicaciones, los millonarios contratos de publicidad asignados a una empresa relacionada con un hermano suyo o la toma en arrendamiento del edificio de la revista dirigida por su sobrino”, indica.

Familia Uribe

El expresidente dedica el mayor número de líneas en su texto para referirse a los casos en los que se ha visto involucrada su familia. Sobre esta dimensión, recientemente el presidente Santos había sacado pecho porque durante sus más de seis años de Gobierno ningún familiar suyo ha hecho negocios con el Gobierno o ha estado envuelto en algún tipo de tráfico de influencias. (Lea: "Ninguno de mis familiares ha tenido el más mínimo cuestionamiento": Santos)

“Soy empresario del campo, mi patrimonio está todo declarado, no soy testaferro ni uso testaferros. En el extranjero no tengo bienes, solamente una cuenta bancaria, de monto no significativo, sobre la cual he informado a los colombianos”, argumenta Uribe.

Sobre la detención de su hermano Santiago Uribe, quien es acusado por la creación del grupo paramilitar 'los 12 Apóstoles', el exmandatario señala que se encuentra preso por ‘presiones’ de abogados de las Farc, que habrían utilizado al presidente Santos y al exfiscal Eduardo Montealegre para “maltratar a mi familia y a mi persona”.

“Mi hermano llevaba 20 años presentándose a la justicia, fue beneficiario de auto inhibitorio, varios fiscales que conocieron el caso no encontraron mérito para proceder en su contra. Seguiremos difundiendo los pormenores de este atropello”, manifiesta el expresidente, quien toca también el tema de sus hijos.

“El problema de mis hijos es que los formé como hombres de trabajo desde su primera niñez. Se han estructurado en lo académico y en lo empresarial. Tienen un parecido conmigo: los han acusado de todo (…) Siempre dan la cara. Se atrevieron a contratar a Kroll, auditor forense de la mayor relevancia mundial, para la revisión de la empresa de residuos industriales. El reporte lo tiene la Fiscalía, allí lo presentaron en su defensa porque Santos los ha querido culpar de exportaciones ficticias de chatarra”, argumenta.

El parlamentario señala que una condición que Kroll impone a sus clientes es que si encuentra algo anormal lo tiene que denunciar ante las autoridades nacionales e internacionales. “Por fortuna, el reporte sobre la empresa fundada por mis hijos, hoy de muchos socios, es absolutamente favorable, no hay anomalías (…) Invito a los colombianos a preguntar, no a escritores acalorados en mi contra, tampoco a testigos falsos, a preguntar a empresarios correctos del país, de aquellos muchos que conocen a mis hijos, sobre su comportamiento legal y ético”, precisa.

Sobre la creación de la Fundación Primero Colombia, organización que respalda las actuaciones del exmandatario, Uribe dice que “nunca pidió dinero” para ella mientras fue presidente. “Tengo una empresa agropecuaria y una casa en terrenos de mi suegro. Me asignan propiedades en toda Colombia, unas personas de mala fe, para afectar mi honra, y otras porque piensan que soy buen vecino y desean acreditar bienes en venta. Un ministro me dijo que le habían dado limonada en una finca mía de Bosconia, casi no lo convenzo que estuvo en el lugar equivocado”.

“Mi única parcela en los Llanos Orientales es un pedacito del corazón de mis compatriotas llaneros que trato de cultivar. Eso sí, confieso, si tuviera 25 años estaría tratando de montar una ganadería, de intensidad sostenible, en los Llanos. Estaría además explorando cercas vivas, tan escasas en aquella región de la patria. Mi casa se llama Hato Chico porque la orden de mi señora era ir a Hato Chico, y lo menos posible a Hato Grande y a las otras casas de la Presidencia. Esto bienes fueron manejados con austeridad y con la misma sobriedad que tenían cuando los recibimos. Les hice los mantenimientos adecuados y en otra ocasión informaré en detalle”, agrega.

Uribe defiende su gestión para luchar contra la corrupción

En el último apartado de su comunicado, Uribe repite lo dicho en el texto anterior, en el que se refiere a las medidas que adoptó en su Gobierno contra la corrupción. Allí, el expresidente hace un recuento de las diferentes políticas que adoptó para hacerle frente.