Nuevo cruce de mensajes entre Gobierno y Centro Democrático por el plebiscito

Mientras el representante uribista Samuel Hoyos amenaza con retirar la campaña del No aduciendo falta de garantías, el ministro Juan Fernando Cristo le insiste en que no hay presiones ni en el sector público ni privado para financiar la campaña.

La inevitable polarización que ha generado el plebiscito para refrendar el Acuerdo Final de Paz de La Habana (Cuba) se acentuó ayer por cuenta de la advertencia lanzada por el representante Samuel Hoyos, uno de los voceros del Centro Democrático. De acuerdo al congresista, no está descartado que su partido se pueda retirar de la campaña por el No luego del “abuso de los recursos públicos por parte del Gobierno” en la actual contienda electoral.

 

Si Santos sigue haciendo trampa, no podemos prestarnos para legitimarla. Si el gobierno Santos va a comprar el plebiscito, no podemos aceptarlo. El plebiscito es la fachada democrática de una trampa a Colombia”, explicó.

Al respecto, la reacción del Gobierno no se hizo esperar para invitar al uribismo a que continúe participando en el ejercicio del No en la refrendación del proceso que se cumplirá el próximo 2 de octubre.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, dijo que no hay razón para decir que no hay garantías en la actual campaña. “Aquí no se está presionando a alcaldes y gobernadores, y no hay presión a dirigentes del sector privado para la financiación de la campaña”, recalcó.

En el mismo sentido, el ministro exhortó a todas las campañas a no incurrir en manifestaciones agresivas y más bien pasar al respecto absoluto entre los partidarios del Sí y el No. “Debemos hacer una campaña tolerante y pacífica de respeto”, sostuvo.

En uno de los hechos que marcó el fin de semana pasado, Óscar Iván Zuluaga, precandidato presidencial del Centro Democrático, fue abucheado en el centro comercial Unicentro, donde promovía el No al plebiscito.