Odín Sánchez está vivo y se acerca su liberación

El jefe negociador del gobierno, Juan Camilo Restrepo, confirmó que habrá despeje militar en la zona donde será liberado el excongresista chocoano. La mesa de paz estaría instalada antes de terminar el año.

Juan Camilo Restrepo se reunió con los gobernadores de los departamentos más afectados por el conflicto / Archivo

Aunque la debilidad con la que notoriamente está la mesa de conversaciones de paz entre el gobierno y el Eln es clara, en lo que sí parece que hay luz verde es en la liberación del excongresista Odín Sánchez, en poder de esa guerrilla desde abril de este año. Se trata, eso se sí, de una condición inamovible que impuso el gobierno nacional para instalar la mesa formal de conversaciones en Quito (Ecuador) que, de hecho, se vio frustrada el pasado 27 de octubre por cuenta de la negativa de los ‘elenos’ de liberar a Sánchez Montes de Oca.

Lo que sí es claro es que está vivo, y así lo confirmó el jefe negociador del Eln, alias ‘Pablo Beltrán’, afirmando que los rumores en torno a la presunta muerte del político chocoano sólo buscan poner en tela de juicio la voluntad de la guerrilla de comenzar con un proceso de paz y, al mismo tiempo, de demostrar gestos que permitan tomar ese camino. (Lea: Eln dice que Odín Sánchez está vivo).

Así que mientras esas noticias llegan, el jefe negociador del gobierno, Juan Camilo Restrepo, anunció que se acerca la liberación de Odín Sánchez. Precisamente, al concluir una reunión con los gobernadores de los departamentos afectados por la presencia del Eln, aseguró que la mesa de conversaciones de paz estaría instalada antes de diciembre, bajo la decisión del gobierno de cumplir con lo pactado en los diálogos preparatorios en Caracas (Venezuela). “El gobierno está tomando las medidas pertinentes para dar cumplimiento a algunos acuerdos que se habían hecho relacionados con dos militantes del Eln que serían habilitados como gestores de paz, cuyo trámite debe estar concluido antes del inicio de la mesa, simultáneamente con la liberación de Odín”, confirmó Restrepo.

De hecho, el Eln había insistido en que la liberación de Odín Sánchez exigía gestos humanitarios también del gobierno nacional. Por eso, en efecto, se pactó la designación como gestores de paz de Juan Carlos Cuéllar y Eduardo Martínez, jefes guerrilleros recluidos en la cárcel de Bella Vista (Medellín), quienes integrarían la mesa de diálogos de Quito. Beltrán, así como Restrepo, también detalló que este compromiso debe ser cumplido simultáneamente con la liberación del político chocoano aunque entienden que “los trámites jurídicos son complicados porque si bien el presidente Santos es el jefe del Ejecutivo, los jueces de penas del sistema judicial deben convalidar si eso es legal o no”, como lo dijo en entrevista con el diario El Telégrafo, de Ecuador. (Lea: Gobierno exige al Eln prueba de supervivencia fehaciente de Odín Sánchez).

Para la liberación de Odín Sánchez habrá todo un operativo militar que no ponga en riesgo la vida del excongresista. Según Restrepo, el gobierno habilitará una zona de despeje por un tiempo determinado, “como es lo usual en estos casos de la liberación de rehenes para que el proceso transcurra sin ningún peligro”. Sin embargo, la Fuerza Pública mantendrá su presencia en todo el territorio nacional. (Lea: Familia de Odín Sánchez pide al Eln cumplir con la promesa de su liberación).

Y es que la urgencia de lograr un acuerdo de paz apremia, dada la alta probabilidad de que los territorios que van a desocupar las Farc sean ocupados por otros grupos criminales, incluida la propia guerrilla del Eln. Esa es la advertencia que hizo el gobernador de Arauca, Ricardo Alvarado, en cuyo departamento hace presencia el frente ‘Domingo Laín’. “Atrasar la implementación de los acuerdos trae consigo la posibilidad de que se aprovechan todos los sectores para incrementar la desconfianza en nuevos procesos”, dijo Alvarado.

Así que las condiciones están prácticamente dadas. El grueso de los puntos que serán negociados ya están pactados entre el gobierno y el Eln y si ambas partes cumplen con lo previamente dialogado en Venezuela, más pronto que tarde se estaría anunciando el inicio, ahora sí, de la mesa de conversaciones en Quito, no exenta de dificultades y confianza prácticamente nula, entre otras cosas, por el accionar de esa guerrilla que no ha cesado sus ataques en diferentes regiones del país.

Temas relacionados