"Ofrezco mi nombre porque conozco el Estado": Humberto de la Calle

El exjefe negociador del Gobierno con las Farc, asistió este martes en la mañana a la sede del partido Liberal en Bogotá para inscribirse a la consulta del partido Liberal, que se realizará el 19 de noviembre.

Cortesía

Después de un sinnúmero de discusiones, que incluso hicieron que Juan Manuel Galán y Viviane Morales buscaran otro camino para sus respectivas candidaturas, hace casi dos semanas, durante el congreso del partido Liberal, se acordó que el candidato único de esta colectividad se elegirá a través de una consulta popular el próximo 19 de noviembre. El primero en inscribirse para esto fue Humberto de la Calle.

El exjefe negociador del Gobierno con las Farc, asistió este martes en la mañana a la sede del partido Liberal en Bogotá para inscribirse en la consulta popular. Luego de los actos protocolarios, de la Calle dio un discurso en el que resaltó varios puntos: primero, que considera que tiene la experiencia necesaria para llegar a la Casa de Nariño; segundo, que quiere posicionar de nuevo al partido Liberal en la opinión colombiana, y, por último, que, sin decir nombres, buena parte de sus críticas se dirigirán a los candidatos que no apoyen la implementación de los acuerdos.

En cuanto a su hoja de vida para ser presidente, de la Calle aseguró: “Ofrezco mi nombre porque conozco el Estado, sé tomar decisiones, tengo carácter y nunca me he dejado amilanar por las críticas. Tengo la decisión en función de actuar de mi conciencia, y sin temor a las críticas, a los ataques”. También se refirió a su participación en los que son, quizá, los dos eventos más importantes de la política colombiana moderna: la Asamblea Constituyente de 1991, en el gobierno de César Gaviria, y los diálogos de paz con las Farc.

A renglón seguido, se refirió a sus deseos frente al futuro del partido Liberal, que desde hace meses ha estado envuelto en enfrentamientos internos y que, como otras colectividades tradicionales, no cuenta con tanto apoyo por parte de los colombianos.  “Queremos impulsar un partido nuevo, que se coloque en la vanguardia de la lucha contra la corrupción, que abomine el clientelismo. Un partido con vocación de limpiar su política y un partido dispuesto a reconocer y corregir sus errores. Queremos un partido abierto, con la mitad de sus candidaturas en cabeza de mujeres”, dijo de la Calle.

En ese mismo sentido, también se dirigió a los “liberales de corazón (…) quiero convocarlos a ellos y quiero dirigirme a los que emigraron a otras organizaciones políticas, para que entiendan que este es el momento de regresar”. Por último, sobre este tema, insistió en la consulta popular del próximo 19 de noviembre “cualquier ciudadano puede intervenir, en el entendido de que la escogencia del candidato liberal es apenas una escalera para llegar en mayo a la Presidencia de la República”.

Pero la parte final de su breve discurso la reservó a las críticas, sin decir nombres, a los sectores que nunca han apoyado el proceso de paz o que dejaron de apoyarlo recientemente. De la Calle aseguró, de manera categórica, que ahora la discusión en el país es “entre la paz y el miedo, lo que nos quieren hacer en la sociedad colombiana es acudir a la emoción, no a la razón, al odio, al pasado, al medio, para que nada cambie. Por eso, quiero vaticinar ahora de manera categórica: vamos a derrotar el miedo con la esperanza”.