“Que la ONU compruebe las nuevas víctimas de la Restitución”: Lafaurie

El presidente de Fedegán aseguró que es necesario que el Gobierno y la comunidad internacional comprueben las “perturbaciones” que está generando la ley de restitución de tierras.

Respondiendo a la invitación hecha hoy por el representante de la ONU en Colombia, Todd Howland, para visitar las regiones y preguntar a las víctimas por la efectividad de la restitución de tierras, el presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), José Félix Lafaurie, aseguró que está dispuesto a ir a cualquier zona del país para darle una mirada más “equilibrada” a la situación.

“Recojo la invitación. Que me diga cuando quiere ir a zonas en las que ha actuado la Unidad y le demostramos, como lo hicimos con el Procurador, una mirada equilibrada, para que el Gobierno y la comunidad internacional comprendan que una Ley tan esperada y hecha con buenas intenciones está generando graves elementos de perturbación, tanto en materia jurídica como en materia de orden público”, indicó.

En un comunicado de prensa, Lafaurie señaló que esta es la oportunidad para que la ONU pueda comprobar de primera mano que son pequeños propietarios, que de buena fe adquirieron sus predios, a quienes hoy se pretende despojar utilizando el argumento de que “no están exentos de culpa”. “Ese calificativo lo han dado organizaciones contratadas por la Unidad de Restitución, con sesgos políticos como la Comisión Colombiana de Juristas, la Fundación Yira Castro, que lleva el nombre de la mamá del senador Iván Cepeda; y Forjando Futuros”, insistió.

De hecho el representante de los ganaderos invitó a Howland a ir a las zonas en las que, asegura, existen casos documentados y probados de errores del Estado en la implementación de la ley. “Vamos a Córdoba si así lo desea, pero también vayamos a los Montes de María, al Copey, a la Orinoquía, a todos esos lugares en los que cientos de personas lo han perdido todo por cuenta de unos fallos emitidos por la urgencia y necesidad de cumplirles a unas falsas víctimas”, manifestó al señalar que es evidente que hay conflictos de intereses “para que la Ley pueda desarrollarse con transparencia”.

Asimismo, el presidente de Fedegán fue enfático al señalar que la Federación respalda todas las acciones encaminadas a recuperar las tierras que fueron arrebatadas a los campesinos por los grupos ilegales en el marco del conflicto armado, pero que es deber y obligación del Estado “quitarles la tierra a los violentos, sin tener que maltratar a los pequeños y medianos campesinos en el proceso, cuyo único patrimonio es la propiedad que le quieren arrebatar. Son los nuevos despojados del Estado”, concluyó.