ONU trabaja por el cese al fuego con el Eln

En su visita a Colombia, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, dijo que para la organización y para el Gobierno es vital mantener el proceso de paz con el Eln

AFP

Tras la visita a Colombia del secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, quedó claro que para el organismo multilateral y para el Gobierno es vital mantener el proceso de paz con el Eln, para lo cual es urgente reactivar el cese bilateral del fuego. Por eso, según fuentes de la Casa de Nariño, el presidente Juan Manuel Santos le habría encargado a Guterres hacer las gestiones necesarias para que esa guerrilla acepte reiniciar un acuerdo de tregua, a partir de la construcción de unos nuevos protocolos.

Lea: Eln responsable del atentado contra el Oleoducto Trasandino en Nariño

Precisamente, durante su presencia en el país, el secretario de la ONU señaló: “Exhorto al cese de las acciones armadas y al reinicio de un diálogo serio y constructivo con miras a colmar lo antes posible las expectativas generadas por el compromiso de las partes de llegar a una solución de su conflicto por la vía política”. Igualmente, Guterres sostuvo que es necesario que la mesa de diálogos de Quito avance en la agenda pactada respecto a la participación de la sociedad civil.

Desde muy temprano, el Eln dio respuesta a la solicitud de Guterres y todas aquellas voces que se han levantado para pedir a las partes que no se desfallezca en la búsqueda de un acuerdo de paz y que se reactive el cese bilateral del fuego y las hostilidades, ya que esto beneficia principalmente a las comunidades más afectadas por la confrontación armada. “El Eln tiene toda la disposición de pactar un nuevo cese al fuego en otras condiciones, que superan graves irregularidades que en el actual cese resultan perjudiciales para la población humilde y para el Eln”, refirió en un comunicado.

Finalmente, la guerrilla fue enfática en que “un nuevo cese requiere de otros parámetros, de otros protocolos y unas medidas que no permitan la perversidad y la ventaja militar de una fuerza contra la otra y donde la principal beneficiada sea la población, para que entre otras urgencias, pueda participar plenamente en el diseño del proceso de paz y la salida política al conflicto”. Y es precisamente esta la tarea sobre la que trabaja la ONU: crear unos nuevos protocolos para un tregua bilateral.