Otras formas de votar

Algunas iniciativas pretenden protestar frente a una campaña dominada por los epítetos. Otras, forzar a los candidatos a que se comprometan con la paz.

Ver galería

La papeleta para que la paz sea un tema de Estado

En medio de la fuerte polarización que se percibe en el panorama electoral, que para muchos consiste en que los candidatos a la Presidencia representan la continuidad de la guerra o del proceso de paz entre Gobierno y Farc, un grupo de jóvenes ha venido promoviendo una iniciativa para romper con esta polarización.

La iniciativa la han denominado “Papeleta por la paz” y busca que, como lo hizo la séptima papeleta en 1990, los electores, sin importar cuál sea el candidato que elijan, introduzcan un papel que deje claro el interés ciudadano en el proceso de paz.
El formato que han puesto a circular los impulsores de la iniciativa se titula: “Voto por la paz” y tiene un texto anexo que explica que “esta papeleta es un mandato para que el próximo presidente de la República, las Farc y el Eln respeten nuestro derecho a la paz consagrado en el artículo 22 de la Constitución y continúen las negociaciones de La Habana, siendo esta una exigencia ciudadana para que cumplan de manera decidida los acuerdos derivados del proceso de paz”.

Santiago Pardo, profesor de derecho de la Universidad de los Andes y abogado de la ONG Women’s Link Worldwide, es uno de los impulsores y explicó que aunque la idea nació de un grupo de amigos preocupados por la polarización política que vive el país, la iniciativa debe ser apropiada por la gente y no tener voceros ni representantes.

“La papeleta por la paz está inspirada en la séptima papeleta y busca no apoyar a ninguno de los candidatos. Lo que se quiere es otorgar un mandato ciudadano para que el próximo presidente continúe el proceso de paz de La Habana”, explicó Pardo. La iniciativa se adelanta principalmente en redes sociales y ha ganado seguidores muy rápidamente.

Voto con tapabocas

Cuando Óscar Iván Zuluaga y Juan Manuel Santos pasaron a segunda vuelta, Sandra Borda, la analista política y panelista de Blu Radio, promovió a través de las redes sociales el ir a votar con tapabocas en la jornada electoral del próximo domingo.

“No es una campaña a favor de ninguna candidatura, es en contra de la desinstitucionalización, la guerra y la pauperización de la política. Es una forma de hacer visible el descontento con las opciones que quedaron y con la forma como se ha hecho política durante la campaña”, dice la analista.

Para ella, no es un problema que exista polarización política, siempre y cuando se zanje con acusaciones ciertas y debates de ideas. “Lo que ha imperado es la política del rumor, de la acusación sin fundamento y el desprestigio, en un momento en que es necesario construir consensos sobre las necesidades del país”, sostiene Borda. Algunas figuras políticas que han secundado la iniciativa son las congresistas electas por la Alianza Verde Claudia López y Angélica Lozano.

Un voto con guantes de látex

El exgobernador de Nariño y senador electo del Partido Verde, Antonio Navarro Wolff, lanzó una polémica propuesta para que los electores que apoyan al presidente Juan Manuel Santos, como una manera de darle su respaldo al proceso de paz entre el Gobierno y las Farc, salgan a depositar su voto con guantes de látex.

El político pastuso sostiene que es importante darle el respaldo a la mesa de diálogos que se encuentra en un avanzado estado, con tres acuerdos firmados de los cinco plasmados en la agenda de diálogos.

Navarro explicó que “es cierto lo que se habla de la repartición de mermelada por parte del presidente Santos”, pues, según el exconstituyente, es uno de los grandes defensores y usuarios de los llamados cupos indicativos.

“Además es reincidente, porque cuando fue ministro de Hacienda de Andrés Pastrana yo le hice un debate demostrando cómo había entregado auxilios parlamentarios. Eso está plenamente probado y él no tiene ningún recato, incluso los defiende”, señaló.

Teniendo en cuenta esto, el hoy senador electo por la Alianza Verde propone que para que no haya confusión de que su voto por Santos es en defensa del proceso de paz y no por causa de la mermelada, saldrá a votar con guantes
de látex.

“No nos estamos metiendo en el campo de los enmermelados, y para que quede claro que votamos es por el proceso de paz, proponemos ir a votar con guantes de plástico. Para que no quede duda de que no nos vamos a untar de mermelada: lo hacemos por la convicción de que vamos a votar por el fin del conflicto”, concluyó Navarro.