"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 3 horas

Pálido escenario electoral de Santander

Horacio Serpa, director del partido Liberal, está en ojo del huracán por aval a Didier Tavera, un personaje sobre el que recaen muchas acusaciones.

Archivo

Nuevamente, el codirector del Partido Liberal, Horacio Serpa, está en el ojo del huracán por los avales otorgados desde su colectividad. Los argumentos esgrimidos por el veterano político le han generado enfrentamientos con las congresistas Viviane Morales y Sofía Gaviria. Ahora, el respaldo al candidato Didier Tavera para la gobernación de Santander le está pasando la cuenta de cobro. No obstante en el departamento no hay de dónde elegir, pues los otros candidatos también tienen graves señalamientos. Holger Díaz es apoyado por el Partido de la U y fue denunciado por hacer parte de la millonaria estafa que realizó Saludcoop al sistema de salud. Y del otro lado está Carlos Fernando Sánchez, quien es la carta del exgobernador condenado por parapolítica, Hugo Aguilar.

El apoyo de Serpa a Didier Tavera generó que el director del periódico Vanguardia, Alejandro Galvis, anunciara su retiro del partido y criticara de forma contundente a Serpa, de quien explicó es amigo desde la infancia. A Serpa “le entró la demencia senil, vive en la etapa de lo absurdo, ni que no existieran otros santandereanos liberales, líderes, decentes y de trayectoria regional”, expresó Galvis.

La voltereta de Serpa es evidente. Cuando ganó las elecciones a la Gobernación de Santander en 2007 se enfrentó precisamente a Didier Tavera y en los debates públicos no dejó de señalarlo como el hijo de un narcotraficante. Ahora pone su capital político en juego para promover esta aspiración. Galvis explica que resulta “molesto que pongan un candidato de esa talla” y lo considera un atentado contra el departamento. “No entiendo por qué tienen que recibir transfugas de partido como Convergencia Ciudadana que tuvo a todos sus parlamentarios presos por parapolítica”. De Tavera se sabe que tiene una investigación abierta en la Fiscalía y que las autoridades indagan sobre unos homicidios que se cometieron en una finca de su propiedad.

Pero si por el liberalismo llueve, por el partido de La U no escampa. Este martes, el codirector de la colectividad, senador Roy Barreras, anunció con bombos y platillos la candidatura de Holguer Díaz, pero parece que en el partido han hecho oídos sordos a una columna del periodista Daniel Coronell en la que demuestra que Díaz recibía dinero de Saludcoop a cambio de favores legislativos cuando ejercía como representante a la Cámara.

Díaz no tiene mayor arraigo en La U, llegó al Congreso con el aval del Partido de Integración Nacional (PIN) catapultado por el coronel Hugo Aguilar. Sin embargo, ha capitalizado el apoyo del Gobierno a su campaña, aunque de esto se habla en voz baja, él fue el gerente de campaña de Santos para la reelección y es el candidato del actual gobernador Richard Aguilar, hijo del cuestionado coronel (r) Aguilar.

En el divorcio de la casta Aguilar, el coronel Aguilar tiene su propio candidato. Se trata de Carlos Fernando Sánchez, quien en solo diez días recogió 200 mil firmas para respaldar su aspiración por el movimiento ‘Santander en Serio’ el mismo nombre del movimiento político de Aguilar y que coincide con el nombre del plan de desarrollo de su hijo, Richard Aguilar, hoy en otra orilla política. En Bucaramanga no se deja de hablar del evento con el que el coronel Aguilar, tan pronto recuperó la libertad al cumplir las tres cuartas partes de su condena por parapolítica, ratificó su apoyo a Sánchez.

Hoy el candidato con mayor opción de ganar las elecciones es Didier Tavera pero la oposición que se ha generado por los cuestionamientos es su contra podría ocasionar que los ciudadanos le retiren su respaldo. Sin embargo, los otros dos aspirantes, Holger Díaz y Carlos Fernando Sánchez, al parecer, tampoco están libres de pecado.

[email protected]
 

Temas relacionados