Para Fajardo, requisitos en reforma política para inscribir candidaturas son inalcanzables

El precandidato vuelve a referirse a los requisitos para inscribir candidatos en las regiones y a nivel nacional. Critica también la eliminación de la figura de inscripción por firmas.

Sergio Fajardo, precandidato presidencial. Óscar Pérez - El Espectador

El exgobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, volvió a lanzar críticas en contra de la reforma política y electoral que se tramita en la Cámara de Representantes y que tiene por objetivo abrir la participación democrática en el país. (Lea: Así se mueven los candidatos presidenciales en Facebook)

No obstante, para el precandidato presidencial líder de un grupo significativo de ciudadanos, las reglas a través de las que se pretende ampliar las posibilidades y lograr la apertura democrática que fue pactada en los acuerdos van “en contravía” de dicho fin.

En una carta de tres páginas enviada al presidente Juan Manuel Santos, Fajardo señala que lo aprobado para reformar el artículo 108 de la Constitución “fue producto de un amplio proceso de consultas con sectores sociales académicos y políticos que expresaron la urgencia de que se hiciera una apertura real al sistema de partidos, en beneficio de nuevas fuerzas sociales y ciudadanas que quieren entrar a participar en beneficio de la democracia”.

Sin embargo, añade que ve “con sorpresa” que en la ponencia para segundo debate en la Cámara del proyecto de reforma se “echan para atrás estos cambios y regresan a versiones que habían sido descartadas por ir en contravía de la apertura democrática pactada en el acuerdo de paz”. (Lea también: Corrupción, tema central de la coalición entre Claudia López, Fajardo y Robledo)

Fajardo precisa en los requisitos que se deberían cumplir para presentar candidaturas en las regiones, señalando que se exigirá tener el 1,5 % de afiliados con respecto al censo electoral y para las circunscripciones a nivel nacional se exige un mínimo del 0,3 % de afiliados en todos y cada uno de los departamentos y del distrito capital. Un punto que, dice, había sido eliminado por injustificable e inconveniente. “(…) De ser así, el acuerdo de paz abriría el camino político a las Farc, lo que nos parece loable, pero lo cerraría a múltiples fuerzas sociales que desde hace décadas construyen democracia”, señaló.

Añade que “el proyecto de reforma exige como requisito para otorgar nuevas personerías jurídicas, la ‘afiliación’ de miles de ciudadanos, sin que dicho concepto esté definido en la legislación colombiana”. “Estas condiciones son imposibles de alcanzar, por tanto, no abren la democracia a nuevas fuerzas políticas como se pretende, sino que, por el contrario, cierran de manera definitiva la posibilidad de refrescar y renovar la política, a pesar del deterioro de los partidos y la profunda desconfianza de la ciudadanía en las instituciones del Estado”, expresa Fajardo.  

Asimismo, puso de ejemplo la situación por la que ha atravesado su movimiento Compromiso Ciudadano por Colombia: “Llevamos 18 años haciendo política con transparencia y hemos ganados tres elecciones en Antioquia con más de un millón y medio de votos. Es inaudito que la reforma política impida a fuerzas como la nuestra obtener personería jurídica”. También se refirió a la eliminación de la posibilidad de inscribir candidatos a través de firmas: “Es decir, no quedarían opciones para formar nuevos movimientos y partidos, ni tampoco para participar de manera independiente en elecciones con el respaldo de firmas de ciudadanos”.

En conclusión, para el precandidato se “condena la política colombiana al confinamiento dentro del círculo asfixiante de pocos partidos políticos existentes y niega la participación de fuerzas renovadoras”. Críticas similares ya habían sido expresadas por Fajardo al presidente Juan Manuel Santos el pasado mes de abril, argumentando que los requisitos que en ese momento contemplaba la reforma política no los podrían alcanzar ni partidos de la Unidad Nacional ni partido centenario de Europa, como el Partido Socialista Francés o el Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Fajardo, junto a Jorge Robledo y Claudia López, presentaron el lunes su compromiso por formar una coalición de la que salga un candidato único a la Presidencia de la República en las elecciones de 2018.