Para "Iván Márquez", el fiscal saliente y el embajador de EE. UU. quieren destruir la paz

En un breve comunicado, el exjefe negociador de las Farc se refirió a la polémica que estalló tras la decisión de la JEP de cobijar a "Jesús Santrich" con la garantía de no extradición. Tanto la Fiscalía como el Gobierno norteamericano piden su extradición.

El paradero de Márquez es desconocido desde antes de la posesión del Congreso del 20 de julio de 2018.EFE

Con un tono salomónico y pesimista, Luciano Marín, más conocido como "Iván Márquez", exjefe negociador de las desmovilizadas Farc en La Habana, habló sobre el tema que tiene divido al país desde el pasado miércoles. Para él, la decisión de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de aplicar la garantía de no extradición a "Jesús Santrich" era lo único que se podía hacer en el marco del polémico caso de su compañero, pedido por la justicia norteamericana por supuesto tráfico de droga.

“La JEP tomó la única decisión que podía tomar, que es la de aplicar la garantía de no extradición ante la ausencia absoluta de pruebas que nunca fueron aportadas, ni por la Fiscalía de Colombia ni por las autoridades estadounidenses, aplicando una norma de la Constitución, el artículo transitorio 19 introducido por el Acto Legislativo 01 del año 2017”, explicó "Márquez".

Sin aplausos, ni una nota de celebración por la decisión de la JEP, que el ahora partido FARC considera un reconocimiento al Acuerdo de La Habana, al derecho y a la verdad, el exjefe negociador se despachó contra el saliente fiscal Néstor Humberto Martínez, asegurando que su salida deja “tras de sí una polvareda para encubrir sus crímenes”, mencionando más adelante los impedimentos que presentó el saliente jefe del ente acusador por el caso Odebrecht que está en manos de la Corte Suprema de Justicia.  

Así mismo, señaló a Martínez y al también saliente embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, de pretender destruir el Acuerdo de Paz. Calificando como una “estratagema” lo que para él y toda la FARC es un montaje contra Santrich. “Un asunto personal de dos individuos. Un falso positivo judicial”, aseguró.

Y bajo esa misma línea, sostuvo que “el exfiscal Néstor Humberto Martínez y el embajador de los Estados Unidos se quedaron sin el chivo expiatorio que perversamente habían seleccionado para darle la estocada final a la paz de Colombia”.

Para él, la actuación de los dos está inculcando el odio y la venganza en los colombianos. E insistió que el sistema restaurativo está diseñado para garantizar la verdad que podrá “sanar las desgarraduras del alma ocasionadas por el conflicto”, sentenció.

Así pues, tras la exposición de sus opiniones frente a lo que rodea la decisión de la JEP, "Marquez" exigió la liberación inmediata de Santrich, “para que siga aportando con su visión del alma a la lucha por la paz de Colombia”.

Uno de los principales argumentos por los cuales "Iván Márquez" no se posesionó como senador de la República y tampoco se ha presentando ante la JEP es el temor que le genera la situación de su compañero que, a su juicio, genera inseguridad jurídica a todos los que se sometieron al Acuerdo de La Habana. "La paz fue traicionada por el Estado colombiano, que optó por la perfidia y el incumplimiento de lo pactado de buena fe”, dijo hace un tiempo el exjefe negociador, por los diversos temas que calificó de faltas al pacto. 

Desde que se conoció la decisión de la JEP, muchos especularon que con la posibilidad de que "Santrich" tomara posesión de su curul en la Cámara de Representantes, también "Márquez" viera este escenario como una posibilidad para que él, también, se adhiera al Congreso como senador. Sin embargo, en el comunicado no se refirió al tema y esto, junto a la liberación de su colega, continúa siendo una incertidumbre. 

861175

2019-05-17T12:03:52-05:00

article

2019-05-17T17:42:14-05:00

nataliatamayogaviria_1236

none

-Redacción Política

Política

Para "Iván Márquez", el fiscal saliente y el embajador de EE. UU. quieren destruir la paz

91

3584

3675

 

El poder de los alternativos

La cacerola, personaje de este año en Colombia

La cacerola, el paro y el cambio cultural