Paz y economía, los énfasis de Santos

Los encuentros del presidente Juan Manuel Santos con empresarios, delegaciones diplomáticas y directivos de organismos multilaterales en el primer día de la VII Cumbre de las Américas, así como sus intervenciones en distintos foros, se centraron en la competitividad económica.

El presidente Juan Manuel Santos y su homólogo, Barack Obama. /Archivo
Sin embargo, el Gobierno no perdió espacio para posicionar la paz con las guerrillas como un asunto continental y ubicar a Colombia como líder en la región en la agenda de educación.
 
La primera reunión del presidente fue con el secretario general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Rider. En ella, el Gobierno pactó la confección de un acuerdo para la formalización del empleo en el campo. Según la Casa de Nariño, además de llevar la política de empleo que se ha desarrollado en zonas urbanas, el convenio servirá para brindar oportunidades y derechos a la población rural en el marco de un eventual posconflicto.
 
Luego, el primer mandatario se reunió con directivos de multinacionales agrupadas en la Cámara de Comercio de Estados Unidos y participó en el Business Dialogue, organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en el cual habló de las expectativas de crecimiento de la economía colombiana en momentos de desaceleración.
 
En ese escenario, Santos se refirió a las oportunidades de crecimiento que, a su juicio, traerá la firma de un acuerdo de paz con la guerrilla de las Farc. “Tenemos unas líneas rojas. Aquí no estamos negociando nuestra política económica, ni nuestras instituciones democráticas, ni mucho menos la política de inversión extranjera”, dijo.
 
Incluso, durante su intervención ante la Cumbre Social de las Américas, evento previo a la cumbre presidencial, dijo que “si continuamos con esta dinámica, ojalá este año, si fuese posible, lograríamos terminar el último conflicto que tiene este continente. En el caso colombiano se despejarían, con mucha más claridad, políticas sociales que de todas formas estamos adelantando y que tienen que ver con las recomendaciones que aquí se están haciendo”.
 
El primer mandatario se encontró, también, con miembros del Comité de Asuntos Exteriores del Congreso de Estados Unidos y, después, con los presidentes de los países miembros de la Alianza del Pacífico (México, Chile y Perú). 
 
Santos aprovechó y explicó, entre otros, al BID, al Banco Mundial y a representantes de la OEA los alcances de su propuesta de crear un sistema interamericano de educación que, aunque fue propuesto hace un año en la reunión de cancilleres de la OEA en Paraguay, hoy no se sabe cómo será financiado ni su estructura.