Pelea en el partido liberal está al rojo vivo

A ocho días de que se realice el Congreso de la colectividad, los precandidatos presidenciales están enfrentados por el mecanismo para definir la nominación.

Los senadores Horacio Serpa y Vivane Morales se encuentran enfrentados por el mecanismo para definir el candidato presidencial a 2018.

El Partido Liberal parece haber entrado en una crisis total. Las declaraciones de algunos de sus miembros más representativos, criticando el manejo que la dirección nacional le ha dado a la colectividad, ha coincidido con una fuerte puja interna por definir el mecanismo de elección del candidato a la Presidencia en 2018. En este escenario, se convocó a un almuerzo en la casa del senador Horacio Serpa para darle cara a los problemas que amenazan la unidad de uno de los partidos más tradiciones del país.

La invitación, realizada por el senador Horacio Serpa y el representante Alejandro Carlos Chacón, en condición de coopresidentes del partido, estuvo dirigida a los aspirantes a ocupar la nominación de la colectividad. Asistieron al almuerzo los senadores Viviane Morales y Juan Manuel Galán, así como el exministro Juan Fernando Cristo y el exjefe negociador Humberto de la Calle. De igual manera, fue convocado el expresidente César Gaviria Trujillo, de quien se rumoró hace unas semanas retomaría la dirección y contra quien han llovido las críticas de sus copartidarios, como la senadora Morales y el exfiscal Alfonso Gómez Méndez.

 El senador Galán consideró que se trata de una reunión “crucial” para determinar el rumbo que va a tomar el partido. “Si sigue dominado por quienes lo han manejado por 35 años, que lo recibieron con 40% y lo están entregando con el 4% de favorabilidad en las encuestas, o quienes creemos en otro liberalismo, democrático, con garantías parta la participación de todos los sectores”, detalló el parlamentario.

Galán insistió en que dará la pelea dentro de la colectividad para que haya un cambio profundo en su dirección, pero también advirtió que si se sigue excluyendo a sectores que lo componen buscará nuevos caminos.  “Es una reunión muy importante porque nos va indicar qué es lo que cada uno defiende. Yo seguiré insistiendo en la consulta popular en las elecciones parlamentarias. Eso va a permitir que el partido se renueve y se le abra una nueva era al Partido Liberal, y no sigamos en manos de quienes lo han manejado mal por 35 años”.

Por su parte la exfiscal Viviane Morales, quien ha lanzado duras críticas contra Serpa y Gaviria, sostuvo que espera que no se “trate de una reunión de todos contra Viviane”. “La carta del doctor Horacio Serpa dándome un ultimátum para que firme un documento sujetándome a lo que ellos creen que es aceptar todos los acuerdos de La Habana sin poder criticar ni cambiarle una coma. Lo que se trata es de que definamos la condiciones para ir como precandidatos al Congreso de la semana entrante, que definirá si va a haber una consulta”. (Leer: El ultimátum de Horacio Serpa a Viviane Morales)

Morales fue enfática en que se debe respetar el derecho al disenso dentro del partido pues ella no está dispuesta a “claudicar” a sus principios y críticas el proceso de paz. “No voy a sacrificar a precio de una candidatura lo que considero que debe ser ético y debo hacer como líder política en este país”, concluyó. Una abrebocas de duras delcraciones, que dejan ver el tenzo ambiente que se vive al interior del partido.