Pese a ser su anhelo, Popeye nunca podrá aspirar al Congreso

El exjefe de sicarios Pablo Escobar aseguró que una vez se haga efectiva en el país la justicia transicional buscará una curul en el Senado. La Constitución lo inhabilita por haber sido condenado.

Referencia / Archivo AFP.

“Si Timochenko va a tener curul yo también tengo derecho. Yo pagué mis años de cárcel”. Con esas palabras, John Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, anunció su deseo de aspirar a una curul en el Congreso de la República, apenas empiece a regir en el país la justicia transicional. De esta forma la mano derecha de Pablo Escobar, aseguró que quiere hacer parte del legislativo, para así luchar contra la corrupción y a favor de los derechos de los presos. (Lea: Ser senador de la República, la nueva ambición de Popeye)

Popeye está seguro que apoyo no le faltará. El exjefe de sicarios Pablo Escobar recientemente abrió un canal de video desde el cual opina de varios temas de la actualidad nacional. Esto, según él, le ha hecho ganar varios seguidores en sus redes sociales, pues estas han estado en constante movimiento desde que fue liberado en agosto de 2014.

No obstante, pese al sorpresivo anuncio de Popeye, esto no pasará de ser un sueño. Según Guillermo Reyes, viceministro de Justicia entre 2006 y 2008 y experto en derecho electoral, Popeye estaría inhabilitado por la Constitución para aspirar a un cargo de elección popular, debido a que fue condenado y recuperó su libertad luego de pagar una pena de 23 años.

“La Constitución se lo prohíbe en el artículo 179, que dice que no podrán ser congresistas quienes hayan sido condenados a pena privativa de la libertad en cualquier época”, afirmo Reyes en diálogo con Caracol Radio. Entonces, al haber asesinado a 200 personas y tener que ver con la muerte de otras 3.000, según confesó, Popeye nunca podría aspirar ni al Congreso, ni a ningún otro cargo en el que los seguidores que ha logrado captar en su etapa como youtubber puedan elegirlo.

Según el primer apartado del Artículo 179 de la Constitución Política del país, "no podrán ser congresistas quienes hayan sido condenados en cualquier época por sentencia judicial, a pena privativa de la libertad, excepto por delitos políticos o culposos".

Popeye, bajo las órdenes de Escobar, protagonizó la época más violenta del cartel de Medellín, cuando perpetraron decenas de crímenes y barbaries para presionar la no extradición de la mafia colombiana a Estados Unidos. 

Se estima que el grupo fue autor de 623 atentados, que dejaron aproximadamente 402 civiles muertos y 1.710 heridos. En  medio de esa guerra que desató el Cartel de Medellín, se calcula que activaron cerca de 215 bombas entre 1989 y 1993 en varias ciudades del país. Además, fueron autores de los asesinatos de Guillermo Cano Isaza cuando era director de El Espectador, Luis Carlos Galán en la época en que aspiraba a la Presidencia, Rodrigo Lara Bonilla y Enrique Low Murtra cuando eran ministros de Justicia, y periodistas como Jorge Enrique Pulido y Diana Turbay.