Las peticiones de los movimientos ciudadanos por la paz

Representantes de movimientos y organizaciones piden mantener en el nuevo acuerdo temas como la centralidad de víctimas, el sistema de justicia transicional temporal y el enfoque de género.

Organizaciones y movimientos sociales durante el encuentro con los delegados de las Farc.

Un nutrido grupo de representantes de diversos movimientos ciudadanos por la paz se reunió este martes con una delegación de la guerrilla de las Farc en La Habana (Cuba) para discutir y plantear propuestas encaminadas a la pronta consecución de un Acuerdo Final con el Gobierno. (Vea acá el especial A CONSTRUIR LA PAZ)

Allí las organizaciones dieron a conocer una breve carta titulada "La paz en tiempos de ciudadanía" en la que sostienen que las distintas movilizaciones que se han realizado en el país después de la jornada electoral del plebiscito por la paz le han dado un nuevo aire a la negociación poniendo sobre la mesa la importancia de los ciudadanos en la legitimación e implementación de un nuevo Acuerdo Final de paz con la guerrilla que, insistieron, debe darse en el menor tiempo posible. "Desde la diversidad étnica, sexual, religiosa, intelectual y política; desde las mujeres, la juventud, las y los estudiantes, los sectores sociales, los comunales, los sindicalistas y territorios, las personas con discapacidad y, sobre todo, con las víctimas, expresamos nuestro decidido respaldo a la Mesa de Conversaciones de La Habana que ahora debe hacer los ajustes, precisiones y explicaciones para lograr el Nuevo Acuerdo. Instamos y exigimos que se mantenga el Cese Bilateral al Fuego y las Hostilidades y que el Nuevo Acuerdo se produzca a la mayor brevedad posible", señala el texto.

Asimismo, las organizaciones y movimientos firmantes (más de 100 ) señalaron que para que el nuevo pacto que se produzca entre los equipos negociadores de gobierno tenga amplia legitimidad ciudadana, debe mantener aspectos fundamentales de lo acordado inicialmente como la centralidad de las víctimas y sus derechos, la creación del sistema de justicia transicional aplicable a todos los responsables sobre los mismos parámetros  de contribución a la verdad, reconocimiento de los derechos de grupos en situación de vulnerabilidad, reivindicación de los derechos de campesinos, indígenas y afrodescendientes, el enfoque de género como herramienta para reconocer la afectación diferencial que el conflicto ha tenido sobre mujeres y población Lgbti, compromiso con la ampliación y extensión de la democracia y garantías para nuevas expresiones sociales y políticas.

"Por lo tanto, la salida a la crisis política no puede ser resultado de un pacto de élites, requiere de nuestra participación democráticas impulsando un diálogo permanente desde el respeto a la diferencia, y facilitando el avance del proceso en todas las etapas por venir: refrendación, implementación veeduría y monitoreo al cumplimiento de los acuerdos", señala la misiva en la que sostienen que las organizaciones ciudadanas se mantendrán en movilización social en busca de una paz completa que incluye el inicio de la mesa de negociación con el Eln.

"Invitamos a ciudadanos y ciudadanas que votaron por el No, a quienes se abstuvieron y a quienes apoyaron el Sí, a ejercer el poder ciudadano para la construcción colectiva de una sociedad en paz", concluyen.