Petro y Ordóñez se enfrascan en nuevo rifirrafe en Twitter

Ambos candidatos presidenciales protagonizaron un caldeado cruce de acusaciones en la red social. Los calificativos entre ambos fueron desde “fanático” hasta “asesino”.

Archivo

Como se ha vuelto habitual en la política colombiana, con el inicio de la campaña electoral se acentúan también los insultos y las descalificaciones personales, tanto en redes sociales como en medios de comunicación. Los protagonistas del más reciente cruce de palabras son el exalcalde de Bogotá, Gustavo Petro, y el exprocurador, Alejandro Ordóñez. El escenario nuevamente fue Twitter.

Allí, ambos aspirantes a la Presidencia se enfrascaron en una discusión luego de que se conociera el fallo del Consejo de Estado que anuló la sanción disciplinaria contra Petro, quien fue inhabilitado por el exprocurador. Los ánimos se fueron caldeando y la disputa escaló hasta acusaciones contra el exalcalde por los hechos del Palacio de Justicia. Los calificativos entre ambos fueron desde “fanático” hasta “asesino”.

Inicialmente, Petro respondió a un trino de Ordóñez, en el que dada cuenta de los argumentos detrás de su decisión de inhabilitarlo. El exprocurador dijo que la sanción se apegó al derecho disciplinario y que contaba con suficiente material probatorio como respaldo. Incluso, aseguró que la medida fue ratificada por organismos como “Superintendencia y Contraloría”. No obstante, Ordóñez terminó su mensaje con la siguiente alusión: “Hoy parece que hay personas e intereses por encima de la Ley”.

Ante ello, Petro catalogó a Ordóñez de “fanático” y lo culpó de haber querido destruir su gobierno en Bogotá “porque era progresista” y porque “desprivatizamos un servicio público”. En opinión del exmandatario, con el fallo del exprocurador se “benefició el interés particular del cartel privado del aseo”.

Ordóñez no tardó en responder y en otro trino manifestó que “Gustavo Petro asesinó colombianos, quemó el Palacio de Justicia y no pagó por sus crímenes”. Indicó también que el exmandatario trata de victimizarse y manifestó que está “probada (su) ineficiencia como alcalde de Bogotá”.

La discusión terminó –al menos por ahora– con un mensaje de Petro, en el que le exige al exprocurador que nombre algún asesinato del que sea responsable. También, lo instó a probar, “así sea con un solo indicio”, que tuvo algo que ver con la quema del Palacio de Justicia. “No se desequilibre”, le dijo Petro a Ordóñez.

Este rifirrafe evidencia, una vez más, que las redes sociales –donde los candidatos centran parte de su trabajo proselitista– se han convertido en verdaderos campos de batalla. Es la muestra también de que, ante la llegada de la época de elecciones, se exacerban los ánimos y las propuestas y las ideas –que deberían ser lo fundamental– parecen quedar relegadas a un segundo plano. (Le puede interesar: La política de los insultos)