Piden más tiempo para elección del defensor

La elección del nuevo defensor del Pueblo, que, según anunció la directiva de la Cámara de Representantes, se hará el próximo martes en su sesión plenaria, tiene alborotado el escenario político, y no precisamente por disputas partidistas.

Hoy el tema de discusión es el poco tiempo entre la designación, por parte del presidente Santos, de la terna que integran Caterina Heyck, Andrés Santamaría y Carlos Negret, y la escogencia, además del supuesto conflicto de intereses que tendría este último.

Ayer, en un comunicado público, Elección Visible, la coalición de nueve organizaciones de la sociedad civil que hace seguimiento a los procesos de nominación y elección de altos funcionarios del Estado, calificó como un retroceso la forma como se está conduciendo la elección: “Lamentamos que el Gobierno y la Cámara no permitan a la sociedad civil contar con un tiempo prudencial para analizar los perfiles de los candidatos, así como sus hojas de vida detalladas”, señaló.

En su concepto, el próximo defensor “deberá acompañar el proceso de construcción de paz y tendrá una participación crucial en los desafíos que se presentarán para garantizar la vigencia de los derechos humanos durante los primeros años del posconflicto”. En este sentido, Elección Visible pidió publicar las hojas de vida de los ternados, programar una audiencia pública para escucharlos y fijar otra fecha para su elección, de tal manera que se cuente con un tiempo prudencial para analizar y pronunciarse sobre los perfiles.

En cuanto a la situación de Carlos Negret, quien hasta el miércoles pasado se desempeñó como secretario del Partido de la U, fue el abogado Iván Cancino quien, con un mensaje en Twitter, armó la polémica. “¿Si yo les di el aval a varios congresistas como secretario de un partido, pueden ellos después elegirme a un cargo público?”, preguntó. Sin embargo, hay que señalar que el jurista incurre en una imprecisión, pues en una aclaración hecha desde la colectividad se informó que Negret asumió el cargo de secretario el 15 de agosto de 2015, es decir, no tuvo nada que ver con la entrega de dichos avales, pues las elecciones a Congreso fueron en 2014.