Piden a Roy Barreras desistir de examen médico al vicepresidente

Desde el mismo Congreso, llaman a que el senador tenga en cuenta que no hay crisis institucional ni en la Presidencia ni en la Vicepresidencia.

Desde el mismo Senado de la República han llamado este viernes al presidente de ese órgano, Roy Barreras Montealegre, a desistir del examen médico al vicepresidente Angelino Garzón.

Hay quienes consideran que sin existir crisis en la institucionalidad del país pues el presidente Juan Manuel Santos avanza rápidamente en su recuperación por la operación de cáncer de próstata, es mejor dar por superado el impasse.

El senador Antonio Correa Jiménez dijo que “el presidente Santos ha sido claro en que no hay crisis de institucionalidad y con tantos problemas que tiene el país, esto no contribuye”.

Por eso, indicó que lo mejor es que “ya que está tan de moda el camino de la paz, deben existir caminos de diálogo entre el vicepresidente y Roy Barreras como buenos demócratas”.

En ese sentido, el senador Correa, quien integró la comisión del Senado que visitó hace más de un mes al vicepresidente, recordó que en esa oportunidad “fuimos claros y enfáticos en que pese a las secuelas de la enfermedad, Angelino Garzón goza de todas las calidades para seguir en su cargo”.

Ante tanta calentura por el tema, lo mejor es que llegue la calma y la cordura. Aunque la solicitud del presidente del Senado está avalada por la plenaria de la corporación, debemos ahora pensar en el respeto a la dignidad”, sostuvo.

A su turno, el senador Camilo Romero Galeano dijo que “no deja de sorprender la actitud infame del senador Barreras, quien ha emprendido una cruzada desmedida en contra del vicepresidente Garzón”.

“Cuando se enferma el presidente Juan Manuel Santos, se lo rodea con total solidaridad, como debe ser; cuando se enferma el vicepresidente, se lo acosa sin ninguna consideración. Hay, en estos hechos, una clara discriminación política y hasta clasista, ambas inaceptables”, aseguró.

Para Romero, a su homólogo Roy Barreras, no le asiste un afán por el vacío de poder sino su deseo de “tumbar al Vicepresidente”.

“Les incomoda un Vicepresidente que no está de adorno y en silencio cómplice, les incomoda la diversidad. En aras de solicitar legalmente revisión de la salud del Vicepresidente también se esconde la forma de sacarlo a sombrerazos”, agregó.