Piden a Santos descartar su reelección presidencial

Marta Lucía Ramírez considera que el mandatario debe definir si su prioridad es la reelección o si lo es la culminación del proceso de paz.

Marta Lucía Ramírez, candidata presidencial.
Marta Lucía Ramírez, candidata presidencial.

A través de una carta radicada en la Casa de Nariño, Marta Lucía Ramírez celebró la negativa del presidente a la solicitud de las Farc de alterar el calendario electoral. Sin embargo, expresó su preocupación al decir que a Santos "se le quiera manipular por un grupo sin legitimidad ni representatividad del pueblo colombiano. Ellos sólo se representan a sí mismos".

Aunque destaca el legado que Juan Manuel Santos intenta dejar al país, señala que él "está quedando bloqueado entre las posibilidades de aspirar a un nuevo mandato y la coacción de las Farc, apoyada desde más allá de las fronteras. Ello fue evidente en recientes semanas, cuando ese grupo manifestó respaldar su reelección, sin el rechazo contundente de su parte".

Afirmó que los tiempos que corren en La Habana favorecen a las Farc, quienes han tratado de imponer su nivel máximo de condiciones y para ello, "harán el proceso tan lento como convenga para acelerarlo cuando el afán electoral deje al presidente Santos sin margen de maniobra”.

En su carta, Marta Lucía Ramírez afirma que tal como quedó escrito en la Seguridad Democrática, “la salida final del conflicto con Farc requiere de una negociación política, pero no para imponer sus exigencias al país y sus instituciones, ni menos para definir el rumbo y modelo de desarrollo de nuestra Nación, sino para definir las condiciones en que dicha minoría podrá reincorporarse a la sociedad colombiana".

Por lo anterior, reconociendo el esfuerzo de Juan Manuel Santos por alcanzar la paz, la precandidata presidencial considera que “este es un momento para pararse con los pies sobre la historia”, por lo tanto le corresponde al mandatario definir si la prioridad es su reelección o si lo es la culminación de un proceso que garantice al país verdad, algo de justicia, reparación y garantías plenas de no repetición.

Además, insiste en las preocupantes y confusas señales del Gobierno, pues afirma: "si usted, Presidente, piensa en reelegirse, continuará en una agenda infinita de temas y viajes que poco contribuyen a finalizar el conflicto y por el contrario, generan cada vez más preguntas y desconcierto sobre el foco, las prioridades y sobre cuál es nuestra estrategia internacional".

Si escoge la historia, dice, "usted debe anunciar que no opta por la reelección y que continuará la negociación sin urgencias electorales. Así podrá demostrar a las Farc y a los demás actores ilegales que amenazan la seguridad y la paz de Colombia, que ellos no doblegarán jamás a las instituciones ni al pueblo que usted juró defender".

La carta finaliza diciendo al Presidente de los colombianos que si en verdad cree en la voluntad de paz de ellos, "culmine el proceso que usted inició con las manos libres anunciando que no aspirará a su reelección y ponga a las Farc en claro que el límite del proceso será el del inicio de los tiempos necesarios para someter los acuerdos a la refrendación del pueblo colombiano antes de concluir su mandato".