Lo que piden las víctimas de desaparición a La Habana

Son más de 200 las recomendaciones y propuestas que víctimas y familiares de desaparecidos y organizaciones de derechos humanos presentaron ayer en La Habana.

Referencia / Archivo EFE.

La Mesa de Trabajo sobre Desaparición Forzada, liderada por la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos (CCEEU), que reúne a más de 200 organizaciones, dividió el documento leído en Cuba en cinco partes.

La primera de ellas hace un diagnóstico de la situación que enfrenta Colombia en el tema de desaparecidos. Las cifras que llaman la atención son que, según los autores de las recomendaciones, la tasa de impunidad del fenómeno de las personas desaparecidas es casi del 100 %, en el 80 % de los casos no hay investigaciones activas en la Fiscalía y el 85 % de los investigados han sido archivados, precluidos o cerrados.

En el segundo punto se encuentran las recomendaciones consideradas como inmediatas. Por ejemplo, piden la depuración de las instituciones del Estado de personas que hayan tenido participación en crímenes de lesa humanidad y que tengan nexos con el paramilitarismo. Además, proponen una participación mucho más activa de las víctimas y sus familiares en los procesos de búsqueda e identificación de personas desaparecidas.

En el tercer punto se recomienda elaborar un cronograma y un protocolo para agilizar la entrega de la información que podrían dar los integrantes de las Farc, los agentes del Estado y los grupos paramilitares para acelerar la búsqueda de personas desaparecidas. Además, se propuso designar un grupo de policía judicial en la Fiscalía que se dedique de manera exclusiva a las búsquedas inmediatas de carácter humanitario.

En cuarto lugar, uno de los puntos más importantes es que la mesa de trabajo dice que es necesario reformar la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas pues, aseguran, no demostró voluntad política de las instituciones que la conforman para cumplir la misión de coordinar los procesos de búsqueda, identificación y entrega de personas desaparecidas en todo el país.

En el último punto, las recomendaciones se concentraron únicamente en lo que deberá hacer la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas (UBPD). Según el documento, este será un organismo independiente del poder ejecutivo y deberá estar a un nivel jerárquico dentro de la estructura del Estado equiparable a un ministerio, que le garantice requerir a otras instituciones del Estado para dar operatividad y efectividad a la ejecución de su mandato.