Piedad Córdoba confía en diálogo con Eln y Epl antes de segunda vuelta

La exsenadora ha señalado que desde sus plataformas de actuación política respalda el proceso de paz.

 La exsenadora Piedad Córdoba confió este miércoles en que el Gobierno inicie un diálogo con el Eln y con los remanentes del Epl antes del 15 de junio, fecha en la que se celebra la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

Así se expresó Córdoba, una de las líderes del movimiento izquierdista de la Marcha Patriótica, en la ciudad de Neiva después de sumarse a la campaña por la reelección del presidente y candidato Juan Manuel Santos, quien a su juicio representa la opción de la paz por impulsar los diálogos con las Farc en Cuba.

El rival de Santos en las urnas es el uribista Óscar Iván Zuluaga, quien ha prometido endurecer las condiciones del proceso de paz.

Córdoba dijo que desde otra de sus plataformas de actuación política, la organización Colombianas y Colombianos por la Paz, y desde el "Frente amplio para la paz", que a partir de este jueves respaldará a Santos, se hacen gestiones para aunar a las demás guerrillas en torno al fin del conflicto armado.

"Queremos hablarle al Eln como al Epl, de la importancia de comenzar" una negociación, afirmó la exsenadora liberal. Y agregó: "Confiamos que antes del 15 de este mes Colombia pueda tener esa gran noticia de que comienza esta mesa de discusión y de debate" con estas guerrillas.

Los líderes del Eln han expresado su voluntad de negociar con el Gobierno de Santos desde que comenzaron los diálogos con las Farc, en noviembre de 2012, y aunque el Ejecutivo ha aceptado la invitación, no se conocen contactos oficiales.

Desde entonces se ha especulado con la posibilidad de que varios países latinoamericanos puedan servir de escenario para estos diálogos, sobre lo que Córdoba no se pronunció porque "lo más importante es que puedan comenzar donde sea, en cualquier lugar del planeta".

Por otro lado, el EPL se desmovilizó parcialmente en 1991 pero quedan reductos que han operado recientemente en la zona del Catatumbo, en la frontera colombo-venezolana, y que de acuerdo con las autoridades están más dedicados al narcotráfico que a la defensa de sus ideas insurgentes.

Córdoba fue separada de su cargo de congresista por la Procuraduría en 2010 por supuestos nexos con las Farc a raíz de sus contactos con esa guerrilla para liberar a decenas de civiles y uniformados secuestrados.