Piedad Córdoba entregó un millón y medio de firmas para su candidatura presidencial

La exsenadora radicó este martes ante la Registraduría las rúbricas que avalan su aspiración presidencial a las elecciones de marzo de 2018.

La exsenadora estuvo acompañada de varios de los promotores de su campaña y reiteró que una de sus primeras acciones en caso de llegar a la Presidencia es eliminar la carga fiscal sobre el consumo conocida como IVA (impuesto al valor agregado). Tomada de la cuenta de Twitter @piedadcordoba

La exsenadora Piedad Córdoba entregó este martes ante la Registraduría Nacional del Estado Civil un millón y medio de firmas para avalar su candidatura presidencial para las elecciones de 2018.

Córdoba estuvo acompañada de dos miembros del grupo significativo de ciudadanos que inscribieron su precandidatura hace cuatro meses: el dirigente chocoano Willington Gómez Palacio y la directora de la compañía de ballet Ana Pavlova, Ana Consuelo Gómez. También recibió el apoyo del cantautor Rafael Santos, quien no estuvo presente, pero avaló su firma por poderes.

 

 


Piedad Córdoba recalcó la importancia de haber alcanzado una cifra tan elevada en firmas para una precandidatura que no cuenta con el respaldo de ninguna maquinaria electoral de un partido político. En este sentido, señaló que cada firma es “una firma valiente (...) Quien firma por mí, vota por mí”, afirmó.

Reiteró, además, que una de sus primeras acciones en caso de llegar a la Presidencia es eliminar la carga fiscal sobre el consumo conocida como IVA (impuesto al valor agregado). "La primera de nuestras propuestas económicas es la eliminación del IVA, un impuesto elevado que afecta la economía de todas las familias", dijo a periodistas la candidata.

La propuesta IVA cero plantea recaudar los 15.000 dólares anuales que se ingresan por este concepto con nuevos impuestos a la banca, transnacionales, grandes empresas y rentas más altas. "La idea es que paguen más quienes más tienen, y no como viene ocurriendo hasta ahora en el sistema fiscal colombiano, donde la carga impositiva recae sobre las mayorías, la gente trabajadora y las familias. Es un sistema enormemente generoso con los que más tienen y muy cruel con los más débiles”, explicó.

Sobre la posibilidad de coaliciones aseguró: "La coalición mía es con la gente, la alianza es con la ciudadanía, si no hubiese sido así me hubiera dedicado a buscar quien me daba un aval y no a recoger el aval de la gente".

En su momento, la exsenadora manifestó que la principal bandera de su Gobierno "será la del cambio, el cambio de época, el cambio de todo lo que significa la pobreza, la miseria, la exclusión, la falta de garantías y fundamentalmente creo que hay no solo que cumplir los acuerdos, sino mirar cómo se van a cumplir".

De cuerdo con Córdoba, los cuatro meses de recolección de firmas y recorriendo Colombia le han dejado "no solo la más plena sensación de gratitud, sino la satisfacción y alegría por sentirme tan bien acompañada en este camino hacia la presidencia".