La polémica prohibición de las pistolas de balines y el gas pimienta

De acuerdo al nuevo Código de Policía este tipo de armas no letales, que usan algunos ciudadanos para su defensa, quedarán prohibidas.

Archivo El Espectador

El nuevo debate que se abre en el país alrededor del nuevo Código de Policía que estudia el Congreso de la República está relacionado con el porte y uso de armas no letales.

En medio de la actual problemática de inseguridad que padecen varias de las principales ciudades, el Congreso aprobó en primer de cuatro debates un artículo que impediría a los colombianos la utilización de este tipo de armas.

De acuerdo a la nueva disposición que sigue en estudio y trámite en el legislativo, los ciudadanos no podrían hacer uso de gas pimienta o pistolas de balines, elementos a los que muchos han acudido ante la creciente ola de inseguridad.

Artículo del Código de Policía

“Portar armas blancas, neumáticas o de aire, o que se asimilen a armas de fuego, elementos cortantes, punzantes, contundentes o sus combinaciones, o sustancias peligrosas, en el espacio público, áreas comunes o lugares abiertos al público. Se exceptúa a quien demuestre que estos elementos o sustancias constituyen herramienta de su oficio, profesión o estudio”

Actualmente los ciudadanos tienen acceso libre a este tipo de elementos para la defensa personal. De hecho, son varios los delincuentes que han sido detenidos tras lograr la inmovilización con éstos.

Sobre el tema, el senador Germán Varón Cotrino, quien está encargado del trámite del nuevo Código en el Congreso, explicó que la intención analizar el “contexto” del uso de estos elementos.

“El gas pimienta o una pistola eléctricas son elementos que dejan en indefensión a un ciudadano…y aunque muchos dicen que éstos son comprados para defenderse de los delincuentes, si son autorizados (de acuerdo al Código) también los delincuentes los podrían utilizar para reducir a un ciudadano”, explicó.

Después del 20 de Julio, cuando se reinician las sesiones en el Congreso, se volverá a debatir sobre este difícil tema en la plenaria del Senado.