Polémico proyecto para que bandas criminales puedan someterse a la justicia de forma colectiva

La iniciativa fue incluida en la reforma al Código de Procedimiento Penal que avanza en el Congreso.

Una polémica iniciativa surgió en la Congreso de la República para que las bandas criminales –considerados grupos de delincuencia común– puedan pasar a someterse a la justicia de forma colectiva.

Sorprende una iniciativa en este sentido pues se trata de grupos de delincuentes que no tienen ningún alcance de beligerancia o estatus político para poder presentarse ante la justicia en conjunto.

El representante Hernán Penagos Giraldo, coautor del proyecto, explicó que su idea es buscar modificar, pero no cambiar, el actual Sistema Penal Acusatorio.

En el proyecto se fijan los parámetros para el sometimiento a la justicia, de manera colectiva, de las bandas criminales que operan en el país”, explicó el congresista.

Sin embargo, es claro dentro del proyecto, según Penagos, que “de ningún modo se trata de abrir las puertas a eventuales negociaciones porque se trata realmente de sometimiento”.

El proyecto de ley que busca reformar el Código de Procedimiento Penal establece en su articulado mecanismos para que las bacrim entreguen a la justicia armas, bienes e información efectiva, de manera que se garantice la desarticulación completa de estas organizaciones ilegales.

A juicio del representante, “de esta forma se pondrá fin al círculo vicioso que en el pasado ha llevado a que estos grupos muten a nuevas organizaciones delincuenciales”, y explicó que “se trata utilizar los mismos mecanismos de sometimiento a la justicia que ya existen en el Código de Procedimiento Penal pero que estaban diseñados solo para sometimientos individuales”.

Penagos indicó que el proyecto fue concertado por representantes de los tres poderes públicos: el Gobierno (Yesid Reyes, Ministro de Justicia), el Congreso (Hernán Penagos, Representante a la Cámara) y la justicia (Eduardo Montealegre, Fiscal) quienes argumentaron que de esta manera se dará mayor celeridad al actual Sistema Penal Acusatorio.

Se proponen, por ejemplo, normas para agilizar los procedimientos correspondientes a pequeñas causas y delitos menores como: hurto, estafa, lesiones personales, injurias y calumnias. Este tipo de casos en la actualidad se demoran meses y hasta años en los estrados judiciales, pero con el nuevo Código de Procedimiento Penal serán tramitados con prontitud y obtendrán sentencias rápidas.

Finalmente Penagos destacó que el proyecto contempla además impedir la dilación de los términos, elimina las audiencias de imputación de cargos y las interminables audiencias de lecturas de documentos.