¿Por qué persiste el lío por la elección del nuevo magistrado del CNE?

Si bien la Procuraduría dictaminó que esa curul debe ser asignada al siguiente de la lista que presentaron los partidos hace un año, hay dudas sobre si cumple los requisitos. La tarea está en manos del Congreso.

El CNE tiene, entre otras funciones, la labor de ejercer vigilancia y control de la organización electoral, así como velar por el normal desarrollo de los procesos electorales.Archivo

El fallecimiento, a principios de mes, del excongresista vallecaucano y entonces magistrado del Consejo Nacional Electoral (CNE), Heriberto Sanabria Astudillo, dio pie a un lío jurídico que disipó la Procuraduría General de la Nación. Si bien el conservatismo reclamaba que esa curul era suya, pues Sanabria estaba afiliado a las toldas azules, el ente de control resolvió que el llamado a ocuparla es el siguiente en la lista de candidatos que presentaron hace un año los partidos. Con todo, no deja de ser una incógnita quién va a asumir. ¿Por qué?

Lea también: Falleció Heriberto Sanabria, excongresista y magistrado del CNE

Para entender el embrollo hay que remontarse a agosto del año pasado, cuando el Congreso eligió los nombres de los nueve magistrados que llegaron al CNE y que fueron postulados a través de una serie de listas conformadas por los partidos políticos a través del sistema de la cifra repartidora; es decir, dependiendo de los votos obtenidos en la jornada de votación a Congreso el 11 de marzo de 2018.

Una de esas listas o planchas fue armada por una coalición de partidos conformada por el Centro Democrático, los liberales, conservadores, MIRA, AICO, Colombia Justa Libres y el Consejo Comunitario La Mamuncia. Ese bloque mayoritario logró poner a seis de los nueves magistrados entre ellos, el fallecido Sanabria. Dicha plancha, en su orden, estaba conformada así:

-Pedro Gutiérrez Sierra, del Centro Democrático (elegido)

-César Augusto Abreu, del Partido Liberal (elegido)

-Heriberto Sanabria, del Partido Conservador (elegido)

-Renato Rafael Contreras, del Centro Democrático (elegido)

-Doris Rut Méndez Cubillo, del Partido Conservador (elegida)

-Jaime Luis Lacouture, del Partido Conservador (elegido)

-Hollman Ibáñez Parra, de Colombia Justa y Libres (no elegido)

-Juan Antonio Nieto Escalante, del Partido Liberal (no elegido)

-Carlos Mauricio Iriarte Barrios, del Partido Liberal (no elegido)

Sin embargo, dada la muerte del exmagistrado Sanabria, quien ejercía como presidente del CNE y que estuvo hospitalizado por problemas en la circulación, los conservadores –remitiéndose a la Constitución y a un concepto del Consejo de Estado– alegaban que esa plaza era suya, mientras que otros sectores políticos opinaban que el llamado a ocuparla era el siguiente en la lista presentada por la coalición de partidos.

El embrollo era tal, que el presidente del Senado, Lidio García, pidió el acompañamiento de la Procuraduría para evitar equivocaciones. Precisamente, en un concepto emitido ayer, en el que reivindicó que la curul no es de un solo partido, sino de la coalición, el ente de control determinó que el próximo magistrado debía ser elegido en orden sucesivo y descendente con la lista original presentada en su momento por las colectividades, es decir, así las cosas, le correspondería a Hollman Ibáñez Parra.

“Lo elemental es que de presentarse cualquier falta absoluta o, eventualmente, tener la posibilidad de acceder a otra curul adicional, y con el fin de mantener la representación de la coalición de manera que refleje la composición de las fuerzas políticas y electorales del país, al momento de su elección, y mientras no se hayan agotado los integrantes de la lista, se opte por el trámite establecido por el artículo 134 de la Constitución Política”, indicó la Procuraduría.

Aunque Ibáñez Parra parece hoy el ungido, desde el Congreso han advertido que “no acredita la experiencia profesional exigida”, por lo que el elegido sería Juan Antonio Nieto Escalante.

Consciente de esa situación, la misma Procuraduría instó al presidente del Senado a convocar a la Comisión de Acreditación del Congreso, para que verifique los requisitos y condiciones de los demás integrantes de la plancha. “De presentarse el caso de que los demás integrantes no reúnan los requisitos y calidades, o cuando se haya agotado la lista, necesariamente tendría que haber una manifestación expresa de toda la coalición para integrar una nueva”, precisó.

¿Será Ibáñez el escogido o Juan Antonio Nieto? La tarea queda en manos del Congreso de cara a definir, una vez por todas, quién asumirá la curul en el CNE, la entidad encargada de ejercer vigilancia y control de la organización electoral y velar por el desarrollo de los procesos electorales en condiciones de plenas garantías.

882789

2019-09-25T06:00:00-05:00

article

2019-09-25T06:00:01-05:00

jgonzalezpenagos_79

none

-Redacción Política ([email protected])

Política

¿Por qué persiste el lío por la elección del nuevo magistrado del CNE?

75

5189

5264

 

El poder de los alternativos

La cacerola, personaje de este año en Colombia

La cacerola, el paro y el cambio cultural

Claudia López: El deseo de una alcaldesa