¿Por qué un atún a casi $20.000? La Gobernación de Arauca se defiende

Noticias destacadas de Política

El gobernador Facundo Castillo dio sus explicaciones alrededor de la controversia por las presuntas irregularidades y sobrecostos en la compra de kits alimentarios para más de 33.000 familias. Alega que podría haber una persecución política. 

Si bien Arauca es uno de los nueve departamentos donde aún no se registran casos de coronavirus en Colombia, la pandemia sí ha puesto a la región en el foco nacional. ¿La razón? Supuestas irregularidades en materia de contratación con los dineros dispuestos para atender la emergencia sanitaria, que deja en Colombia 2.709 casos confirmados, 100 muertos y 214 pacientes recuperados. 

En contexto: Sobrecostos en contratos del coronavirus, los hallazgos de la Contraloría

Detrás de la controversia –que ya está en lupa de la Procuraduría General de la Nación–, se encuentra un contrato por valor de casi $5.000 millones suscrito por la Gobernación de Arauca para entregar mercados a población vulnerable y que, entre otras, registraba latas de atún por $19.959 y la bolsa de leche en polvo, por 400 gramos, a $13.471.  

El contrato fue firmado por la firma Multiservicios Mael S.A.S. ZOMAC, la misma que, de acuerdo con la administración departamental, está a cargo del servicio de alimentación escolar en el municipio de Arauca, capital del departamento. Ante toda esta controversia, el gobernador Facundo Castillo habló con El Espectador, dio sus explicaciones y salió en defensa del proceso de contratación.  

¿Cuál es la justificación para que unas latas de atún cuesten $19.000, cuando su valor en el mercado es mucho menor?  

El atún que se ofertó es conforme lo tiene contemplado la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, que es de 370 gramos y que, por supuesto, es más costoso que el que vale $3.000 o $5.000 en el comercio. Insisto, es el atún de 370 gramos, no el de 160 gramos. Como estamos entregando cinco, está saliendo a $4.820 la lata, que se consigue en el mercado a $5.000 o $6.000. 

Nos basamos en el manual de estandarización de ayudas humanitarias e hicimos un estudio de mercado previo que se publicó en la página. Cuando el contratista presentó la propuesta dijo no contar con la capacidad para proveer esas latas de 370 gramos, pues no es fácil conseguirlas. A cambio, entregó el mismo gramaje, pero en latas de 160 gramos.  Así las cosas, presenta la oferta por $12.150. 

El día que firmamos el contrato, que fue el 6 de abril, le pedimos a la Contraloría, Procuraduría y Fiscalía, que nos acompañaran a la ejecución del proceso. Ahí están los oficios. 

Se denuncia también que, por cuenta de impuestos, se suben $4.000 a cada lata, ¿cómo es eso? 

Esos $4.000 corresponden al tema del embalaje, la distribución y el transporte (porque se está entregando casa a casa). Eso implica unos gastos y ahí es donde están esos $4.000 adicionales que tiene cada lata de atún de 370 gramos. 

No hay que olvidar que Arauca tiene unas estampillas: procultura, proadulto mayor y de retención del ICA. Están consagradas en una ordenanza sobre el estatuto de rentas y algunas de ellas tienen IVA (creo que al atún lo tiene). 

¿Pero eso no lo debería asumir la Gobernación? 

No. Cuando el contratista presentó la oferta incluyó el transporte, debido a que la Gobernación y las alcaldías no tienen la capacidad para hacer la distribución casa a casa. La entrega es personalizada. 

La mayoría de los alimentos del mercado hacen parte de la canasta familia, ¿por qué deben pagar impuestos? 

Por el estatuto de renta departamental. Nos tocaría presentar un proyecto de ordenanza y que la Asamblea nos permita quitar esos impuestos. El dinero de las estampillas la Gobernación se usa para los gastos de funcionamiento. Como departamento no tenemos otra fuente de recursos. 

Otro de los productos que llama la atención por su valor es la leche en polvo, ¿de dónde sale ese precio de $13.471? 

Por misma razón que los atunes. El kit de ayuda humanitaria que sugiere la Unidad Nacional del Riesgo contempla 400 gramos de leche en polvo. En Arauca conseguimos en su gran mayoría dos de 200 gramos. Cada bolsa, según el estudio de mercado en cada tienda distribuidora, está en $5.550. Es decir, las dos por $11.100, más los impuestos, queda en $13.000.  

¿Qué referencias tienen del contratista que suministrará los kits de ayuda humanitaria? 

En una región como Arauca todos nos conocemos con todos. Lo que sé del contratista es que es el operador del tema de alimentación escolar en el municipio de Arauca, pero la Gobernación no ha firmado ningún contrato con ellos. Este es el primero. Nosotros pedimos unas especificaciones técnicas para la prestación del servicio y a ellos se les adjudicó por el cumplimiento de los requisitos. 

¿Cómo van ellos con las entregas de los kits? 

Hasta el miércoles, se entregaron 3.375 mercados. Entre jueves y viernes no se trabajó por respeto a la Semana Santa y la próxima semana vamos a continuar con las entregas. Faltan muchísimos, alrededor del 95 %. Los mercados se le entregan al alcalde y el operador le pone un equipo a la administración para que el alcalde acompañe y supervise la entrega del mercado. Nosotros, como Gobernación, también supervisamos. Acompañamos al operador para verificar que el mercado les llegue a las familias.   

Para fortalecer la economía local, le solicité al operador comprar lo que consiguiéramos en el comercio local. En Arauca tenemos una chocolatera y se les compró un número importante que va dentro de cada kit. También hay unos paneleros que cultivan caña y se les compró. En Saravena hay unas empacadoras y también les compramos. Eso sí, responsablemente para no desabastecer el comercio local.   

¿A qué atribuye esta serie de denuncias? ¿cree que detrás hay algún ataque político contra su administración? 

Sí. Tuve la oportunidad de tener una entrevista la semana pasada con un medio y la persona que tenían en la otra línea era uno de los abogados que pertenece al equipo político del que quedó segundo en votación, que actualmente es diputado. Supone uno que podría ser de ese sector. 

En todo caso, es bueno que lo supervisen a uno, que verifiquen, para que se puedan aclarar todas las dudas. 

¿Cómo está Arauca, desde lo económico y en materia de salud, para enfrentar esta crisis? 

La situación en cuanto a la economía es muy difícil, porque hay muchos comerciantes y vendedores ambulantes que viven del día a día. Por las medidas que se han adoptado, por supuesto se afecta muchísimo a esa población. Es ahí donde debe llegar el Estado para poder ayudarlos.  

En salud se están adquiriendo elementos para los profesionales de la salud y ya tenemos un espacio para poder hospitalizar a los pacientes afectados. Queremos habilitar 80 camas más para atenderlos y estamos haciendo toda la gestión para poder practicar las pruebas. En este momento, se deben mandar por tierra al Instituto Nacional de Salud y esperar los resultados. 

También se está trabajando de la mano con cada municipio. Al ingreso y salida de cada población, con Ejército y Policía, se pusieron estacionamientos para que cada persona haga una desinfección al vehículo y su ocupante. Se han hecho fumigaciones por las calles y lavados, e implementamos el toque de queda de lunes a viernes, entre 2:00 de la tarde y 7:00 de la mañana, y los fines de semana todo sábado y domingo. 

Comparte en redes: