Pormenores del nuevo edificio que tendrá la diplomacia colombiana en Washington

“Este negocio representa una inversión pública, no un gasto”, aseguró Luis Carlos Villegas, Embajador de Colombia en Estados Unidos, en referencia a una sede que costará 33 millones de dólares.

Luis Carlos Villegas, Embajador de Colombia en Estados Unidos.

Luego de que se conociera que el Gobierno comprará un nuevo edificio para las misiones diplomáticas de Colombia en Washington –ubicado en uno de los sectores más exclusivos de la capital estadounidense y cuyo precio es de alrededor de 33 millones de dólares– el embajador de Colombia en Estados Unidos, Luis Carlos Villegas, salió en defensa del nuevo inmueble.

Villegas –quien divulgó este jueves un resumen ejecutivo de la nueva sede– aseguró que el edificio representará un ahorro para el Gobierno: “tener una sola sede para la representación de Colombia en Washington es más rentable que continuar con los inmuebles actuales (…) Las representaciones de Colombia en Washington están dispersas en diferentes áreas de la ciudad, lo que significa una dificultad para coordinar actividades”, señala el resumen.

La nueva sede –de 5.507 metros cuadrados y seis pisos– estará localizada en la calle de las Embajadas (Massachusetts) muy cerca de Dupont Circle, a tres minutos de la Casa Blanca, a 10 del Departamento de Estado y a 12 minutos del Congreso.

De acuerdo con Villegas, el nuevo edificio congregará la Embajada ante el Gobierno de Estados Unidos, la Misión Permanente ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Consulado, sumado a la oficina comercial del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, el Ministerio de Defensa, una oficina de Procolombia y una representación de la Fiscalía.

La sede será ocupada además por 72 funcionarios, incluyendo pasantes, permitiendo –según Villegas– una mejor coordinación entre las representaciones de Colombia en Washington: “lo que significará un desarrollo más eficiente de las funciones de estas misiones con el fin de avanzar las prioridades políticas del país en EE.UU.”

“La adquisición de la nueva sede es una necesidad. Los inmuebles actuales del gobierno de Colombia en Washington son obsoletos ya que la infraestructura (tubería, cableado, escaleras, aire acondicionado/calefacción) no se prestan para el funcionamiento adecuado de las misiones y ponen en peligro la seguridad y comodidad de los funcionarios y visitantes”, indica el resumen ejecutivo.

El nuevo edificio también facilitará a la comunidad colombiana residente en Washington el acceso a los servicios consulares y comerciales, en una sede cercana al transporte público y con espacios adecuados para el funcionamiento del Consulado.

“La nueva sede permitirá celebrar en la sede del gobierno colombiano muchos de los eventos académicos, operativos, culturales, comerciales y sociales que hoy deben hacerse por fuera con gastos operativos considerables”, agrega el documento.

Según el embajador de Colombia en Washington, el nuevo edificio será arrendado durante tres años y se prevé su compra en 2019, mediante tres pagos de $11 millones de dólares cada una (julio de 2016, julio de 2017 y julio de 2018).

Se realizó un estudio de mercado y este edificio la mejor opción en cuanto a precio, tamaño y localización, además de las facilidades de pago", precisa el resumen. 

Temas relacionados

 

últimas noticias