"Prefiero tener seguridad jurídica sobre sesiones virtuales": presidente de la Cámara

Noticias destacadas de Política

Pese a los llamados de urgencia de varios congresistas para reanudar su trabajo legislativo en la emergencia sanitaria, así sea a distancia, Carlos Cuenca insiste en que es necesario que la Corte Constitucional reitere la procedencia legal de las sesiones virtuales para que él cite oficialmente. Mientras eso ocurre, el Gobierno emite decretos sin control político.

La crítica ha sido directa: mientras médicos y enfermeras enfrentan el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) en las clínicas y hospitales; los tenderos siguen abriendo sus plazas de mercado, y el personal de aseo limpia y recoge la basura en las calles, el Congreso está suspendido, por ahora hasta el 13 de abril. La decisión fue adoptada el pasado 16 de marzo por Lidio García, presidente del Senado, y Carlos Cuenca Chaux, presidente de la Cámara, para evitar la propagación del virus en ese recinto.

(Para contexto: Suspenden sesiones del Senado por cuatro semanas por el coronavirus)

La medida no deja de ser controversial porque, si bien tiene un sentido claro de contención de la epidemia, representa el vacío en el poder legislativo y de paso, la ausencia de control político por parte de los parlamentarios a los decretos que está sacando el Gobierno para adoptar acciones económicas y sociales en medio de la emergencia sanitaria. Con el pasar de los días, una gran parte de los legisladores insisten y proponen ideas y servicios tecnológicos para realizar sesiones virtuales oficiales de plenarias y comisiones, ya que, argumentan, cuentan con el aval presidencial que mediante un decreto dio luz verde para sesionar a distancia.  

(Escuche: [Podcast Suficiente Ilustración] Los pros y contras de la suspensión del Congreso por coronavirus)

No obstante, no ha sido suficiente esa movida y el tema sigue en veremos. Por un lado, está Lidio García que ha estado dando pasos hacia el trabajo virtual y quien esta semana citó a voceros de los partidos por medio de Zoom, una plataforma que presta servicios de videoconferencias. Por el otro está Carlos Cuenca, quien insiste en que es necesario que la Corte Constitucional revise el decreto y declare la constitucionalidad de las sesiones virtuales, ya que no ve clara la norma en la Ley Quinta de 1992 que rige al Congreso, y por ende, no quiere caer en faltas disciplinarias.

En conversación con este diario, el presidente de la Cámara hace un llamado: actuar con responsabilidad y no "improvisar" con un tema que, de no resolverse con las especificaciones que requiere el Congreso, pondría en riesgo el derecho y las garantías de los parlamentarios. 

¿En qué va el proceso para sesionar virtualmente?

En que el presidente Iván Duque sacó un decreto que dice que a todos los cuerpos colegiados y a los que su reglamento le aplique pueden sesionar virtualmente. Nosotros hemos revisado el reglamento de la Cámara de Representantes, que es la Ley Quinta de 1992, y vemos que ese decreto no aplica por ningún lado, y en la Constitución tampoco aparece. De modo que lo que hemos hecho es solicitar al presidente que este decreto sea revisado cuanto antes por la Corte Constitucional.

(Lea: Presidente firma decreto para que Congreso sesione virtualmente)

Adicional a eso, después de expedido el decreto el día viernes casi en la noche, el lunes siguiente a primera hora dirigí un documento a la dirección administrativa para que arrancara las acciones pertinentes para adquirir, contratar o buscar una plataforma que funcione para realizar el trabajo legislativo. Estamos entonces esperando cómo evoluciona esto. Por ahora, seguimos con el Congreso suspendido por la resolución que sacó el presidente del Senado, Lidio García, y yo, para que operara nuevamente a partir del 13 de abril. 

Pero entonces sería esperar hasta la revisión de la Corte, y el país sin Congreso...

Entiéndame que lo que estoy haciendo es curarme en salud frente al proceso legal. Congresistas como Juanita Goebertus me han hecho llegar documentos con unas firmas de unos constitucionalistas en los que reiteran que es legal sesionar virtualmente, pero como digo: "el que aconseja no pierde". La denuncia de prevaricar o cualquier sanción de tipo disciplinaria me la voy a ganar yo, entonces prefiero tener la seguridad en cuanto a la legalidad del asunto. Si a mí el reglamento no me lo permite, o no se interpreta de esa manera, pues tengo que tener la seguridad jurídica que en estos momentos solo me lo puede dar una decisión de la Corte Constitucional.

Ahora, lo que hemos podido averiguar sobre la plataforma es que es un asunto que se podría tardar aproximadamente dos o tres semanas mientras la montan. Eso nos daría el mismo tiempo de espera mientras sale el concepto de la corte. 

(Conozca: “El deseo del Gobierno es que el Congreso sesione”: viceministro del Interior)

¿Qué opina de la decisión del presidente del Senado de citar a voceros de los partidos a una sesión virtual?

Hablar de sesiones implica una reunión formal. Y no se puede hacer nada formal porque estaríamos incurriendo en el artículo 149 de la Constitución, porque el Congreso solo está citado hasta el 13 de este mes. Yo lo llamo reuniones virtuales. He tenido la oportunidad de hacerlo con la Comisión Primera, con la comisión de la Amazonia, con la Comisión Tercera. Con todos he estado explicando lo que está pasando y buscando opciones.

Planteo en los próximos días mandar una carta a Presidencia para levantar algunas restricciones para el Congreso, como la aglomeración de 50 personas. Si modifican esto, pues por supuesto que estaría dispuesto a abrir las sesiones de manera presencial, cumpliendo con protocolos de seguridad e higiene como dicta el Ministerio de Salud. 

¿Han revisado cómo se está manejando el tema de las sesiones en otros países cuyos Congresos están trabajando, a pesar del nuevo coronavirus?

Claro. Por ejemplo, hemos visto la experiencia de España, cuyo Congreso está trabajando...pero mire, cuántos muertos llevan y cuántas personas tienen infectadas. Aquí el llamado es a la responsabilidad. Chile está en la misma situación. Ahora, aquí lo que no podemos olvidar es internamente qué dicen los reglamentos. 

En el caso de España dice que ingresan 40 personas, debaten durante hora y media, votan, y luego ingresan otra tanda y realizan el mismo ejercicio. Pero aquí en Colombia no se puede hacer ese sistema. Recuerde que en el momento de abrir una votación, tiene media hora para votar y en ese tiempo se debe decidir el futuro de lo que se ha debatido. No tenemos la posibilidad de que los congresistas voten en distintos momentos. 

Yo quisiera modificar el reglamento, pero no es como cambiar el de una corte que son nueve personas, de un concejo o de una asamblea, que están facultados para modificar sus reglamentos en determinadas sesiones. Mientras, el Congreso está regido por una ley orgánica. Y si vamos a transformar la Constitución para poder hacerlo, tampoco es fácil, pues requeriría de un acto legislativo. 

(Le puede interesar: Congreso colombiano de los pocos que no sesiona por el coronavirus)

Congresistas, políticos y académicos analizan que la modificación para sesionar virtualmente es algo que está sujeto a la interpretación de la norma. ¿Cuál es su concepto al respecto?

Eso depende. Pongamos un ejemplo: que la coyuntura del nuevo coronavirus no se hubiera dado este año, sino en 2022, año en el que estaríamos en plenas elecciones presidenciales y que por este motivo se suspendieran los comicios. ¿Qué tal que, en ese contexto, el presidente de la República sacara un decreto para alargar su periodo? ¿Qué dirían sobre eso la oposición y los partidos en contra del Gobierno? Pues que es abuso de autoridad, que cómo atropellan de esa manera la Constitución. Hoy está pasando lo mismo. 

Mire lo que ocurre con las posiciones sobre esto de los congresistas Jorge Robledo y Germán Navas Talero. Ellos no están de acuerdo con las sesiones virtuales y dicen que es totalmente inconstitucional hacerlo. ¿Sabe qué hace Germán Navas Talero donde yo llegue a tomar una decisión de esas? Al otro día me denuncia ante la Corte Suprema y en el Consejo de Estado para que pierda la investidura. 

La Presidencia ha estado sacando varios decretos en torno a la emergencia sanitaria, pero sin control político de la célula legislativa...

Unos sectores lo ven importante y hay otros que están más preocupados por lo que pueda ocurrir en caso de que se agudice la pandemia. Hay otros sectores que pensamos qué vamos a hacer donde no nos alcancen los respiradores, las camillas. Creo que hoy es más importante eso. Sin embargo, es claro que también el control político es fundamental, pero mire en lo que estamos hoy: damos las facultades presidenciales y después queremos revisar lo que el presidente está haciendo basado en esas facultades dadas. No me parece coherente. 

Volviendo al tema, su antecesor en la presidencia de la Cámara, representante Alejandro Carlos Chacón, dijo que existe una plataforma para sesionar virtualmente. ¿En qué consiste ese mecanismo?

Lo hemos utilizado en reuniones, por ejemplo, con la Comisión Primera. Esa plataforma puede atender entre 200 y 300 congresistas. Ese no es el problema. ¿Es legal que el Congreso saque a la luz pública documentos que son privados? ¿Por medio de esa plataforma se le podría dar garantías a todos los parlamentarios? ¿Cómo radicamos proposiciones, cómo las estudiamos, cómo nombro una subcomisión? Esas son las preguntas, porque yo no puedo improvisar y darles garantías a todos. Eso no lo tiene esa plataforma.

(Vea: Análisis: ¿Es inconstitucional un Congreso virtual?)

¿Y el servicio que ofrece la Red Nacional Académica de Tecnología Avanzada (Renata), que estaban planteando algunos congresistas utilizar para darle solución a esos interrogantes?

Me llamaron de esa entidad. Me pareció muy completo, pero una explicación por teléfono a que ciertamente se pueda poner en práctica, hay aún mucho trecho. Otra cosa que habría que probar es que a todos los congresistas les funcione la plataforma en los territorios alejados en los que viven. 

Los legisladores que participaron en la reunión con Renata dijeron estar dispuestos de realizar una sesión de simulacro para identificar las necesidades puntuales que tendrían que ajustar para que funcionara para el Congreso...

Lo único que sé es que ese servicio lo anda promocionando la doctora Juanita Goebertus. Eso sí, me parece absurdo porque qué tal un congresista promocionando una empresa que va a hacer un contrato. Donde yo lo hiciera me dirían que estoy detrás de una comisión. 

Pero sobre lo que usted menciona debo aclarar que yo no soy el ordenador del gasto. La Cámara funciona diferente al Senado: el presidente de la cámara alta es el ordenador del gasto. Mientras que en mi caso esa labor la tiene la dirección administrativa. Como dije, lo único que pude hacer fue enviarle una comunicación a la directora Carolina Carrillo, mostrándole lo que dice el decreto presidencial para que su departamento haga lo pertinente. De ahí, lo que me dijo fue que había mandado un documento al Ministerio de Hacienda solicitando los recursos y a Colombia Compra Eficiente para que la guiara sobre cuál debería ser el tipo de contratación en esta emergencia sanitaria. Es todo lo que sé. 

¿Si el presidente extiende la cuarentena, qué hará?

La cuarentena se va a extender, pero hay que esperar a ver en qué sentido y cómo va a aplicar a determinadas entidades. Es decir, si por algún motivo nos levantan a nosotros la cuarentena y cumplimos con los protocolos de salubridad, podríamos hacer plenaria presencial, que no supere las tres horas. En ese orden de idea, podríamos trabajar de lunes a sábado con el compromiso de que se hagan las pruebas rápidas del COVID-19 y saber que no están infectados. Estas garantías servirían para sesionar presencialmente. 

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.