Presidencia de la Comisión Primera de Senado: sin acuerdos y con una pelea en el uribismo

Varios congresistas advirtieron que los pactos de hace un año, en cuanto a las mesas directivas, no los comprometen y que se disputarán esa dignidad a voto limpio.

Comisión Primera del Senado.
Comisión Primera del Senado. Archivo El Espectador

Lo más común después de las elecciones es que, con base en los resultados, los partidos políticos lleguen a acuerdos para la ocupación de las mesas directivas del Senado de la República y la Cámara de Representantes durante los cuatro años. Así sucedió durante la primera legislatura, en la que, por ejemplo, el Centro Democrático ocupó la presidencia de la cámara alta y el partido Liberal, la de la cámara baja. En esa nueva legislatura, los pactos se han venido cumpliendo en casi todas las comisiones, excepto en una: Comisión Primera del Senado.

Según los acuerdos de hace un año, la presidencia de esa comisión le corresponde al Centro Democrático, luego de que el Partido Conservador la tuviera en la primera legislatura. Sin embargo, algunos senadores advirtieron que esos pactos no los comprometían y que esa dignidad se dispútaría a voto limpio entre los 22 miembros de esa célula legislativa.

“Aquí no estamos discutiendo otras comisiones, eso no nos compete. Mucho menos nos compete que nos traigan amablemente razones el expresidente Uribe. Esto aquí no es la bancada del Centro Democrático donde ni siquiera allá adentro parece que le hacen caso (…) La mitad de esta comisión o más no tiene nada que ver con esos acuerdos, no nos digan que respetemos esos acuerdos, aquí no hay bancada de gobierno ni coalición de gobierno”, dijo el senador Roy Barreras, dejando abierta las posibilidad de que surja una candidatura inesperada.

Barreras agregó que en esa comisión se votará y se elegirá al presidente “independientemente de esos enredos que tienen en otras comisiones y otros asuntos”. Esa discusión también dejó en evidencia una pelea en la bancada del Centro Democrático, pues se daba por hecho que la designada por ese partido sería la senadora Paloma Valencia Laserna, pero al parecer no contó con el apoyo de sus copartidarios. El uribismo tiene cuatro senadores en esa comisión. Además de Valencia Laserna aspiraba a presidir la comisión el senador Santiago Valencia. La decisión debía ser tomada por los dos parlamentario restantes: María Fernanda Cabal y José Obdulio Gaviria, sin embargo, este último se encuentra incapacitado por un quebranto de salud, de tal forma que fue el voto de la senadora Cabal el que definió que Santiago Valencia sea el nominado por el uribismo.

“Me parece poco democrático el mecanismo de selección del candidato del Centro Democrático a la presidencia de comisión primera que impuso María del Rosario Guerra, donde el único voto posible es el de María Fernanda Cabal, por eso pedí la votación de la bancada, pero acato por mi partido”, escribió la senadora en Twitter.

Lo sucedido demuestra que nada estaba dicho y que a la cabeza de esa comisión no llegará una de las senadoras más cercanas al expresidente Uribe. Lo hará, en el papel, su copartidario. Eso si no se le atraviesa algún otro postulado que, como dijo Barreras, no se sienta obligado a cumplir los acuerdos de las mesas directivas. En tal caso, la definición será voto a voto y, muy problablemente, el uribismo se encuentre en desventaja. 

872456

2019-07-23T17:27:01-05:00

article

2019-07-24T16:07:59-05:00

germangp8_76

none

-Redacción Política

Política

Presidencia de la Comisión Primera de Senado: sin acuerdos y con una pelea en el uribismo

90

3304

3394