Presidencia respondió a 'malévolas insinuaciones del expresidente Uribe'

Crece la polémica por acusaciones sobre negocios de familiares con Estado.

Un nuevo capítulo se presentó este lunes en acalorado debate que existe entre el exmandatario Álvaro Uribe Vélez y el presidente Juan Manuel Santos sobre supuestos vínculos de familiares con contratos del Estado.

Desde la presidencia de la República se expidió un comunicado aclarando que no hay familiares de Juan Manuel Santos que tengan negocios con el Estado.

La Presidencia de la República, ante malévolas insinuaciones del Expresidente Álvaro Uribe sobre supuestos socios del Presidente Santos, informa a la opinión pública que el actual Presidente no ha tenido ni tiene vínculo comercial ni societario alguno con proveedores del Ministerio de Defensa ni de ninguna entidad del Estado”, señala el comunicado.

Y agrega: “Es más, el Presidente no tiene socios. Así lo sabe el propio Expresidente, y por eso no se entiende qué persigue con estos señalamientos”.

El pasado sábado Santos dijo desde Valledupar, y luego de dormir en una de las viviendas de Interés prioritario, que sus familiares no tienen negocios con la Nación, algo que consideró como uno de los problemas que generan corrupción en el país.

Aunque no nombró durante su discurso al expresidente Álvaro Uribe Vélez, el presidente Santos aclaró que ni Martín Santos Rodríguez, ni María Antonia Santos Rodríguez, ni Esteban Santos Rodríguez, tienen negocios con la Nación.

El único vínculo que tiene uno de mis hijos con el Estado es que está de soldado del Ejército, ese es el vínculo que tiene mi hijo menor”, aclaró Santos.

De inmediato el expresidente respondió desde su cuenta de Twitter: “Presidente Santos mis hijos no tienen negocios con el Estado ni yo soy socio de proveedores del ministerio de Defensa. ¿Y usted?”.

Vale la pena recordar que Tomás y Jerónimo Uribe Moreno, hijos del expresidente, han estado inmersos en varios escándalos. El más reciente hace referencia una cuenta en uno de los llamados paraísos fiscales; información que fue desmentida por el expresidente.