Presidente Duque llama a registrar con el celular cualquier hecho de vandalismo

Noticias destacadas de Política

Luego de visitar el Puesto de Mando Unificado en Bogotá, el primer mandatario se refirió a la jornada de ayer en la que se decretó toque de queda en Bogotá por la situación de orden público en la capital.

Este sábado, luego de una larga noche marcada por el pánico y la paranoia, el presidente Iván Duque, junto al ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, altos mandos militares y el alcalde de Bogotá y su equipo de trabajo, dio un parte de tranquilidad en la ciudad capital y en el resto del país.

“Queremos expresar el rechazo total de todos los colombianos por el vandalismo, por el terrorismo, por el pillaje que algunos han querido perpetrar en el país para alterar el orden público, generar zozobra y afectar las libertades de las ciudadanía. Nos duelen esos actos, pero los hemos enfrentado con total contundencia y no lo dejaremos de hacer”, aseguró el primer mandatario que manifestó que el trabajo ha sido continuo, no solo en Bogotá que vivió un toque de queda desde las 9:00 p.m. hasta las 6:00 a.m, sino con los alcaldes y gobernadores del resto del país que están al tanto para evitar cualquier eventualidad.

Para Duque, la medida en la capital fue efectiva, no obstante continuará “el patrullaje conjunto entre Policía y Ejército, adicionalmente seguiremos contando con el apoyo del CTI de la Fiscalía cuando proceda (…) Este patrullaje es necesario para darle a los ciudadanos tranquilidad y presencia de las autoridades”.

La intervención del primer mandatario se concentró, especialmente, en los hechos violentos, desligándolos de cualquier relación con la protesta. “El vandalismo es un crimen, no una forma de expresión, como tal lo vamos a enfrentar”, destacó.

Por eso mismo, el jefe de Estado hizo un llamado a los colombianos para que también contribuyan en la red de denuncia para que la actuación de la Policía y la Fiscalía, dado el caso, sea más rápida. “Quiero invitarlos para que cualquier actividad de vandalismo la puedan grabar con sus celulares y compartir esa información con la Policía a través de las distintas líneas. Esta contribución nos ayudará a avanzar en la judicialización”, comentó.

Al fin de su intervención y de reiterar el trabajo en conjunto con todas las instituciones, así como la declaración de apoyo a la Fuerza Pública, Duque confirmó el diálogo que anunció en la alocución presidencial en la noche de ayer: “La conversación con el país se hará en las distintas plataformas, escucharemos a todas las voces. Tendré conversaciones con alcaldes y gobernadores electos, la mesa de concertación laboral, el Ministerio de Educación y las mesas con el magisterio y estudiantes”, mencionó algunos de los temas que la gente exige que se ponga sobre el tablero.

Por su parte, el ministro Trujillo manifestó que todo está normalizado, pero que el trabajo de la Fuerza Pública continuará. “Vamos a seguir dándole seguridad a los colombianos, garantizando sus derechos. Siguiendo las instrucciones del presidente vamos a continuar actuando coordinadamente en ejercicio de la Fuerza Pública para combatir a los violentos y a todos los que violen la ley”, apuntó.

El balance del 22 de noviembre

El toque de queda no impidió que la gente saliera de sus casas. De acuerdo con el director de la Policía, Óscar Atehortúa, fueron 13.000 uniformados desplegados por toda la ciudad, junto a cinco helicópteros de la Fuerza Aérea y Policía que sobrevolaron la ciudad. El resultado fueron 337 personas violaron la medida, 29 eran venezolanos. Durante el día y la noche, el Esmad intervino en 124 actuaciones para dispersar el desorden. "Hemos garantizado en seis lugares, uno de ellos Bogotá, en Cali, en Facatativá, en Zipaquitá, en Soacha y en Cajicá el cumplimiento del toque de queda fortalecidos entre nuestras fuerzas miitares y la Policía Nacional", dijo.

De los hechos de vandalismos, se han capturado a 169 personas, cuatro de estas cuentan con medida de aseguramiento, mientras que 118 serán presentadas ante los jueces. Entre Cali y Bogotá, 76 estaciones de transporte se reportaron daños. También fueron afectados 69 buses, 12 cajeros automáticos, cuatro entidades bancarias, cinco instalaciones públicas. "Han maltratado el patrimonio histórico".

En relación con el cuerpo de fuerza, el director de la Policía apuntó que 271 uniformados, 26 de ellos mujeres, además de dos militares, resultaron heridos. Uno de ellos perdió un ojo. Igualmente, trataron de destruir siete estaciones.

"La situación que se presentó en Bogotá ayer también acaeció en la ciudad de Cali. Pero allá hicimos un ejercicio interesante. Después de que las redes sociales y algunos inescrupulosos utilizaron mensajes a través de ellas para llamar al caos y al terrorismo psicológico para afectar a los ciudadanos, hicimos una verificación puerta a puerta y logramos constatar, en los lugares que visitamos, que ninguno denunció una acción criminal, ni siquiera vandalismo o intento de hurto. Yo todavía me pregunto: ¿son los mismos que están invitando a estas concentraciones los que están distribuyendo este mensaje nocivo, pernicioso y (de) terrorismo psicológico para nuestra sociedad?”, comentó el general Atehortúa.

De las cifras no especifican si es nivel nacional o solo corresponde a lo transcurrido en Bogotá.

Comparte en redes: