Presidente Santos se opone a la iniciativa que prohíbe que parejas gais y solteros adopten

El mandatario dijo que su Gobierno ha promovido los derechos de las minorías. Y habló sobre lo que le espera en su vida después de la Presidencia: añora ser profesor, le dedicará tiempo a su familia y espera “no molestar" a su sucesor.

Foto: Presidencia de la República

El presidente Juan Manuel Santos aseguró este miércoles que no está de acuerdo con el proyecto de referendo liderado por la senadora Viviane Morales, que busca que solo las parejas heterosexuales (conformadas por hombre y mujer) tengan la posibilidad de adoptar niños en Colombia.

En una entrevista con la emisora española Onda Cero, el mandatario colombiano afirmó que se opone a la iniciativa legislativa, aprobada este martes en la plenaria del Senado con 53 votos a favor y 21 en contra, “porque somos un Gobierno que ha promovido los derechos de todos los colombianos incluyendo las minorías y las minorías homosexuales”.

La propuesta de Morales ha generado polémica porque va en contra de la decisión de la Corte Constitucional, que hace un año dio vía libre para que las personas homosexuales adopten en el país, y porque además de pretender restringir esta posibilidad a las parejas gais, también impediría que las personas solteras adopten niños.

El proyecto de referendo pasa ahora a manos de la Cámara de Representantes, donde se deberán surtir dos debates, y luego ser revisado por la Corte Constitucional para garantizar que no viole la Constitución. Una vez sea verificado esto, los colombianos serían citados a las urnas para que digan si están de acuerdo o no con Morales.

Al final de la entrevista en la que además habló del fast track, de las Farc y de la serie Narcos, Santos respondió la pregunta de qué le espera en su vida tras terminar su periodo presidencial. El mandatario contó que siempre ha añorado ser profesor, y que espera que una universidad o colegio lo contrate para dictar clases. Así mismo sostuvo que espera dedicarle más tiempo a su familia, y “no molestar a mi sucesor”.