Presiones políticas, ¿la verdadera razón del cambio de reglas en la Alianza Verde?

Noticias destacadas de Política

Cercanos a Camilo Romero aseguran que la decisión de escoger candidato en consulta y no con encuesta interna no se debe a la llegada de Amaya, sino a presiones del fajardismo y otros sectores.

“Una decisión sorpresiva”. Así catalogó Camilo Romero, exgobernador de Nariño, la decisión de su partido Alianza Verde de no realizar una encuesta interna en 2021 para definir un candidato único que enfrente a los demás de la Coalición de la Esperanza, el bloque alternativo con el que personas como Sergio Fajardo, Ángela María Robledo, Juan Manuel Galán, Humberto de la Calle y Jorge Robledo buscan hacer camino hacia las elecciones presidenciales de 2022.

“Cuatro de los cinco precandidatos (verdes) ya habíamos grabado los videos de los anuncios que se iban a hacer el lunes, pero convocan a una reunión hace dos días y allí se da marcha atrás a una decisión que había de que el verde surtiera un proceso de escogencia de candidato o candidata única, que le permitiera llegar con fuerza a esa coalición y consulta de marzo de 2022″, dijo Romero a W Radio este viernes.

¿Qué pasó? Según comunicaron varios miembros de la Alianza Verde, la eliminación de la consulta interna para decantar a dicho candidato o candidata única entre los precandidatos actuales (Sandra Ortiz, Jorge Londoño, Antonio Sanguino, Iván Marulanda, Camilo Romero y Carlos Amaya) se debió a que la colectividad decidió esperar a que Amaya terminara los estudios que cursa en Europa para que pudiera participar en el proceso. “Estoy muy agradecido por la generosidad que tuvieron al no realizar la encuesta este primer semestre de 2021 y permitir que vayamos a una consulta en marzo de 2022. Esto, sin duda, me abre la posibilidad a mí, porque si se hiciera la encuesta, claramente, saldría excluido”, manifestó Amaya.

Sin embargo, no es la única versión. Cercanos a Romero afirmaron que la situación de Amaya fue una “excusa” para dar a conocer esta decisión. Según ellos, el cambio de las reglas en el interior de la colectividad alternativa responde a presiones por parte de sectores del fajardismo y otros porque, a su juicio, asustaba que el nombre del exgobernador de Nariño estaba cogiendo fuerza entre las bases verdes.

Le puede interesar: “De esta convergencia saldrá el próximo presidente de Colombia”: Sergio Fajardo

“Hicimos una reunión con 700 personas para lanzar la candidatura de Romero. Algunos precandidatos sintieron esa fuerza y pidieron que todavía no se asumiera esa victoria de él y la derrota de los otros. Sentimos una presión hacia la campaña de Romero, pues, como ha cogido un vuelo interesante quisieron cambiar el mecanismo y utilizaron el tema de Amaya para explicarlo”, reveló una fuente que pidió no ser identificada.

Sobre el asunto, Romero le dijo a W Radio que esto favorecía a las personas de la Coalición Esperanza “que van a entrar en competencia a la gran consulta”. “Es más fácil enfrentar a un partido dividido en seis que a uno unificado y fortalecido en una sola persona. Lo que me inquieta es que se esté perdiendo la sintonía con la gente. Fajardo es un favorecido, sin duda, con una decisión como esta”, recalcó.

Y mientras voces como la del senador Antonio Sanguino y el exgobernador de Boyacá Amaya no creen que este cambio de última hora en torno al mecanismo interno los debilitará, otra es la opinión de ediles, diputados y congresistas que consideran que fue una decisión errada.

“El partido crecerá y se reafirmará como la opción de cambio: sin personalismos, sin exclusiones y con la gente. Invito a seguir construyendo, a la unidad que nos hará más fuertes”, puntualizó Amaya sobre las palabras de Romero. A su vez, Sanguino le respondió por Twitter a Romero que “no hiciera una tormenta en un vaso de agua”. “Solo prescindimos de una encuesta interna. El acuerdo se mantiene sustancialmente: candidatos y tiempo verde y Coalición de la Esperanza con fuerzas alternativas afines”, añadió.

Contrario a ellos habló el representante Inti Asprilla. “El exgobernador Camilo Romero empieza una precampaña muy fuerte, con mucha aceptación y, de manera un poco extraña, los precandidatos, excepto él, eligen revocar la propuesta aceptada. Es obvio que eso le facilita las cosas a una persona y es al señor Sergio Fajardo”, agregó. Como él, personas de las bases de la organización se han pronunciado.

“Existen personas como Fajardo que llegan al partido verde cada cuatro años buscando aval. Y existen personas como Camilo Romero que son de la casa, construyen partido, movilizan las bases y avivan el deseo de las luchas justas. Yo voy con Camilo”, dijo William F. Rendón, coordinador del partido en Palmira, quien exigió garantías para el precandidato.

Lina García, edilesa de Usaquén por el verde, también reaccionó. “Desde los barrios, con la gente, nuestra gente, con las bases del partido, construimos una verdadera alternativa”, compartió en su cuenta de Twitter, respaldando a Romero que, desde que se tomó la decisión, ha pedido garantías democráticas” para participar y ser elegido candidato presidencial. Según la información de sus cercanos, las bases del partido están en desacuerdo con la decisión de eliminar la consulta interna que iba a definir el candidato único de la Alianza Verde.

Comparte en redes: