Proceso de paz no supone unanimidad: Mincultura

En el marco de la Cumbre Mundial de Arte y Cultura para la Paz, la ministra Mariana Garcés destacó el papel del arte como mecanismo de comunicación de la sociedad.

La ministra de Cultura, Mariana Garcés, / Archivo

La ministra de Cultura de Colombia, Mariana Garcés, dijo este lunes que la búsqueda de la paz para el país no supone caer en el "unanimismo" y destacó el papel del arte como mecanismo de comunicación de la sociedad.

Al intervenir en el inicio de la Cumbre Mundial de Arte y Cultura para la Paz de Colombia, que se celebra en Bogotá, la jefa de la cartera de Cultura añadió que "el arte es una de las formas de completar la realidad, tener diversas formas de analizar el mundo".

"Es memoria de lo que se quiere recordar y olvidar y espejo de lo que no se quiere repetir", manifestó Garcés en el acto inaugural en el Teatro Municipal Jorge Eliécer Gaitán.

Desde noviembre de 2012 el Gobierno colombiano y las Farc buscan en Cuba una salida negociada al conflicto armado interno que vive el país desde hace más de medio siglo, opción que artistas, académicos y activistas del país y del exterior buscan apoyar con esta cita.

En la apertura del evento intervinieron también la directora de la Corporación Colombiana de Teatro, Patricia Ariza; el escritor Fernando Vallejo, la alta consejera para las Víctimas, la Paz y la Reconciliación, Ana Teresa Bernal; el analista político León Valencia, la dramaturga sudafricana Jane Taylor y el periodista Alfredo Molano, entre otros.

Vallejo, nacido en Colombia y nacionalizado en México, fiel a sus costumbres despachó fuertes críticas contra el proceso de paz, el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Farc. 

El autor de "La Virgen de los sicarios" y "Mi hermano el alcalde", entre otras obras, dijo que "estas jornadas por la paz (son) una farsa".

Al referirse a Santos dijo que alcanzó la Presidencia colombiana "predicando la guerra" y que consiguió la reelección "predicando la paz" y que para tapar la realidad del país inició un proceso de diálogo "con la banda más dañina y criminal que haya conocido Colombia, los bandoleros de las Farc".

Por su parte, Ariza aseguró en su intervención: "Venimos para pedir la palabra sin miedo y en voz alta porque venimos en 'gavilla'", y reclamó que se dé a los artistas el lugar que merecen en la construcción de una paz duradera.

Ariza pidió que se detenga todo tipo de violencia y dijo: "quisiéramos un cese bilateral de todos los fuegos, incluidos los fuegos culturales que atizan a otros".

El exguerrillero León Valencia, director de la Fundación Paz y Reconciliación, evitó comentar el polémico discurso de Vallejo y dijo que lo que el país necesita es buscar fórmulas para "que no nos sigamos matando por política".

Valencia, que hizo parte del Ejército de Liberación Nacional (ELN), recordó que una de sus frases favoritas resume su posición frente a la búsqueda de la paz: "Hacer la paz en nuestro país no es llevar a Colombia al cielo pero sí sacarla del infierno".

Entretanto la dramaturga sudafricana Taylor, que ha trabajado en casos de la Comisión de Verdad y Reconciliación en su país, aseguró que asiste a la cumbre para oír del proceso que vive Colombia y destacó que los artistas pueden hacer mucho por la paz.

"Cuando Sudáfrica pasó por su Comisión de la Verdad yo reuní a un grupo de artistas que reaccionaron porque ellos saben lo que la política puede hacerle a los procesos de paz", dijo.

La Cumbre Mundial de Arte y Cultura para la Paz de Colombia, que se celebrará a lo largo de esta semana, reúne a decenas de activistas políticos, académicos y artistas internacionales que buscan formular aportes originales a la paz.