Procurador Ordóñez 'le hace el quite' a la palomita de la paz

Luego de ser condecorado por Néstor Humberto Martínez con el conocido prendedor, el jefe del Ministerio Público prefirió no dejársela.

Tomada de @opanoticias

El Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, se mantiene firme en guardar distancia del actual proceso de paz del Gobierno Nacional con las Farc.

Ordóñez, de posturas firmes en contra de cualquier tipo de prerrogativas que lleven a una posible impunidad a favor de la guerrilla, una vez más manifestó públicamente su oposición.

En un acto público en la Cámara de Comercio de Neiva, el jefe del Ministerio Público se dejó ‘condecorar’ por el Ministro de la Presidencia, Néstor Humberto Martínez.

El funcionario le puso a Ordóñez el prendedor de la conocida palomita de la paz que tanto ha utilizado el presidente Juan Manuel Santos para promover el actual proceso de negociación de Cuba.

Minutos después del gesto de Martínez, el procurador -como lo muestran las fotografías del portal local Opa Noticias- decidió quitarse este símbolo.

Mientras los asistentes miraban hacia otro lado, el procurador decidió quitársela y guardarla en uno de sus bolsillos.

En su discurso, una vez más Ordóñez hizo serios reparos al proceso de paz con las Farc por la posible impunidad judicial que podría traer.

La paz no es entre la élite del Gobierno y la élite criminal de las Farc, es entre todos los colombianos (…) Lo que he pedido sobre el proceso de paz está en la Ley, no lo he sacado de debajo de ninguna sotana”, aseguró.

El jefe del Ministerio Público se refirió a las alternativas de justicia transicional planteadas en desarrollo de los diálogos entre el Gobierno Nacional y el grupo terrorista FARC en La Habana (Cuba), resaltando el hecho de que el presidente de la República se pronuncie con contundencia en contra de las tentativas de impunidad e insistiendo en que deben existir penas privativas de la libertad efectivas para los máximos responsables de crímenes atroces.

“He visto con satisfacción, vale la pena reconocerlo, que en los últimos días el lenguaje del Gobierno ha sido un tanto más claro, porque fueron muchos los meses en que hubo dubitaciones y se enviaron mensajes que podrían insinuar en que desde la institucionalidad habría disposición a otorgar esas dosis de impunidad”, puntualizó.