A Procuraduría y Contraloría caso de colegios de Medellín de la 'era Fajardo'

Están en juego $232 mil millones que salieron de los bolsillos de los contribuyentes de la capital antioqueña.

El concejal de Medellín, Miguel Andrés Quintero.
El concejal de Medellín, Miguel Andrés Quintero.

Luego del debate del lunes del concejal de Medellín del Partido Verde, Miguel Andrés Quintero, sobre el “millonario fiasco que resultó del plan de construcción de 10 mega colegios y 153 obras de adecuación en otros institutos que Fajardo firmó en 2005 como alcalde", las investigaciones llegarán a los órganos de control.

Por petición del mismo Quintero, el caso quedará bajo la lupa de la Procuraduría General de la Nación y la Contraloría General de la República.

"No estamos hablando de un tema menor. Están en juego 232 mil millones de pesos que salieron de los bolsillos de los contribuyentes de Medellín. Deben aparecer los responsables de este fiasco. Quienes firmaron el millonario convenio entre la secretaría de Educación y la Empresa de Desarrollo Urbano en la alcaldía de Sergio Fajardo deben más de una explicación a los entes de control y a los ciudadanos", afirmó el concejal.

Para el dirigente verde, quien también ha liderado las críticas en contra del alcalde Aníbal Gaviria por la fusión de Une - Milicom, hay muchos hechos que comprometen a los entonces funcionarios de Fajardo.

"Por ejemplo, en Villaniza la construcción registra grietas en losas y muros, diseños sin corta goteras, lo que origina humedad y filtraciones en pasillos, bodega del restaurante, aulas y ludoteca. En el Jesús Rey hay un riesgo de desastre porque varias columnas se construyeron sin el reforzamiento necesario. En el Horacio Muñoz se constató que se usaron materiales de baja calidad", denunció Quintero.

Pero la serie de irregularidades no para ahí. El dirigente verde agregó: "Luego de casi ocho años de firmado el millonario convenio hay obras de adecuación en cerca de 60 instituciones que no han sido entregadas".

Para el concejal, el hallazgo abre el debate sobre la eficacia y transparencia de la Empresa de Desarrollo Urbano (EDU). 

"La Empresa no verifica garantías, permitiendo a los contratistas maquillar los problemas. Tiene solamente dos personas para atender las garantías de todos los convenios", afirmó Quintero.