Prohibición de uso de animales en circos, a un paso de ser ley

La comisión quinta del Senado aprobó en tercer de cuatro debates el proyecto. Sólo resta el visto bueno de la plenaria de la corporación.

Tomada de manizalesanimalista.blogspot.com
Tomada de manizalesanimalista.blogspot.com

La comisión quinta del Senado aprobó en tercer de cuatro debates el proyecto de ley que establece la prohibición para utilizar animales en circos.

El proyecto, que sólo le resta ser votado en la plenaria de la República, tuvo como argumento que en países como Bolivia (2009), Perú (2011) y Paraguay, se pasó a dicha prohibición.

Otros países como Canadá, Suecia, Dinamarca, Austria, Grecia, Singapur y Brasil han optado por la prohibición total o de algunas especies de animales en circos.

En países como Argentina, Costa Rica, Australia e India, algunas ciudades también contemplan la prohibición total o parcial.

El representante Augusto Posada Sánchez, autor de la iniciativa, explicó que su proyecto no apunta a atropellar a nadie pues se les dará un tiempo prudencial a quienes tienen los animales en los circos, para poder cambiar esa actividad. La iniciativa establece que se les dará un plazo de un año, para adaptarse a la ley.

La prohibición de los circos resultaría en una disminución del gasto público del Estado debido a que en la temporada circense las autoridades de los municipios, las corporaciones autónomas regionales, la Defensa Civil y la Policía deben desplegar una gran cantidad de recursos físicos, humanos y económicos para las visitas e inspecciones técnicas a los circos.

De igual forma, en caso tal de encontrarse a los animales en condiciones irregulares con los animales (que es usual), la incautación y los gastos derivados del mantenimiento y atención veterinaria son muy altos y deben ser asumidos por el Estado.

Con la prohibición, el Estado simplemente entraría a regular una actividad peligrosa con el fin de garantizar la integridad personal y la seguridad pública de sus ciudadanos. Colombia cuenta con regulaciones nacionales de actividades peligrosas en materia de explotación de hidrocarburos, trabajo en minas, entre otros. Así, al regular estas actividades, el Estado ha prohibido el uso de varios medios y ha reglamentado las formas de ejecución de dichas actividades legales. De tal forma, la actividad circense se mantendría como una actividad legal pero pasaría a ser una más de las actividades reguladas por el Estado.