Promotor de revocatoria del Congreso, nuevo precandidato presidencial de la Alianza Verde

El senador Camilo Romero dijo que llegó a derrotar a la clase política tradicional.

Archivo El Espectador

El senador Camilo Romero Galeano, en compañía de su familia, amigos y seguidores, se inscribió en la Sede Nacional de Alianza Verde como precandidato Presidencial.

Durante la radicación de dicha solicitud, el ahora precandidato presidencial expresó que su aspiración fue motivada porque “en Colombia todo estaba dispuesto para la elección presidencial, las fichas estaban acomodadas sin ninguna capacidad de respuesta ni de innovación, con posibilidades de éxito entre los responsables de la situación del país que hoy están en el Gobierno y quienes estuvieron ocho años atrás en el Gobierno, ésta definitivamente no puede ser la suerte del país".

"Creemos que merecemos un país distinto, un país mejor y que podemos avanzar hacia allá. Por eso, la Alianza no debe ser entre dos, sino una alianza con el país, la gran Alianza debe darse por la restauración moral y social en Colombia. Ojalá alcancen a llegar nuevos liderazgos a esta alianza que pretende enfrentar y derrotar la clase política tradicional", aseguró.

Frente al proceso de paz, dijo que se está avanzando y que es trascendental para el país. Sin embargo, expresó que las mayorías no se sienten representadas ni en los actuales gobernantes ni en la guerrilla de las Farc.

“Aquí hay que buscar un camino ciudadano, una fuerza de nueva ciudadanía que sea capaz de completar un escenario de paz global. Lo que se discute en La Habana es importante, es trascendente, pero es un fragmento de paz. Para lograr la paz en Colombia, se necesita la desmovilización de la clase política tradicional, mucho más dañina y nefasta que los grupos guerrilleros y paramilitares juntos”, indicó.

A su vez, expresó que “la clase política tradicional quiere un lugar, y este lugar por excelencia es el Congreso de la República...de allí no van a salir las grandes transformaciones de este país, hoy el Congreso tiene un 71% de desprestigio. El camino es ciudadano y por eso, lo que hoy debemos hacer es dar un paso para enfrentar a esa clase política tradicional, por esta razón, no presentaré mi nombre al Congreso de la República. En el Congreso debe darse un cambio estructural, un cambio mental, esto significa con valores éticos y morales que hoy no tienen esos dirigentes”.

Para finalizar, hizo un llamado a las bases y líderes de Alianza Verde: “No basta con construir un Partido y una herramienta, necesitamos encontrarnos con el país. Esto significa salir de las estructuras tradicionales, empezar a juntarnos con los colombianos y colombianas que tienen la desesperanza a flor de piel, para decirles que hay un camino y un nuevo país por construir, en pocas palabras: vamos por el país que podemos ser”.