Las propuestas de Minhacienda para el presupuesto de 2017 y la reforma tributaria

La legislatura que empieza este miércoles será clave para la implementación de las reformas económicas que pretende el Gobierno.

Archivo EFE.

El paquete económico del Ministerio de Hacienda para la legislatura que comienza hoy, 20 de julio, contempla el Presupuesto General de la Nación para 2017, el presupuesto bienal de regalías y en el cuarto trimestre la reforma tributaria estructural con la cual el Gobierno busca ingresos para los siguientes años, con el fin de solventar el faltante por la renta petrolera que ha desaparecido de las cuentas nacionales.

El 29 de julio someterá a consideración del Congreso el Presupuesto General de la Nación (PGN) para la vigencia de 2017. Será consistente con la regla fiscal que exige una reducción del déficit del Gobierno Nacional de 3,9 % del PIB (Producto Interno Bruto) en 2016 a 3,3 % del PIB para un año después.

Dicen en el Ministerio de Hacienda que para lograr el cumplimiento de la meta de déficit fiscal el proyecto de Presupuesto General de 2017 se reducirá en 0,6 % del PIB frente a 2016. Dada la inflexibilidad de las transferencias (sistema general de participaciones, pensiones y otras), que representan la mayor parte de los gastos de funcionamiento, el Presupuesto General contemplará en 2017 una reducción de $5 billones en el rubro de inversión. Para este año el Congreso aprobó un Presupuesto General de $215,9 billones.

Finalmente, el Gobierno tramitará una reforma tributaria estructural este semestre. El objetivo de ésta es mejorar la equidad y competitividad del sistema tributario colombiano, aseguran en el Ministerio de Hacienda. Además, la iniciativa busca simplificar el estatuto tributario para facilitar la liquidación y el pago de impuestos por parte de los contribuyentes.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ha señalado que el Gobierno está construyendo una propuesta de reforma tributaria que logre un consenso de todas las partes involucradas, escuchando no sólo los planteamientos de la Comisión de Expertos del Congreso, sino también con los gremios de la actividad productiva, la ciudadanía, las recomendaciones de distintos organismos internacionales como el Banco Mundial (BM) y de la OCDE. “Es una reforma que busca mejorar la situación tributaria del país, pero pensando en el largo plazo. No es una reforma de oportunidad, de coyuntura, no es para tapar huecos”, dijo.

El punto de discordia de la iniciativa fiscal tiene que ver con el IVA. La propuesta de la Comisión de Expertos contempla un incremento de este tributo y que se extienda a varios productos de la canasta familiar. En el Congreso no hay ambiente para más IVA.