Que Duque no aumente salarios a congresistas, la petición que unió a uribismo y oposición

Noticias destacadas de Política

En un hecho poco usual, ambas orillas políticas se pusieron de acuerdo y pidieron al Gobierno no firmar el decreto que establece el reajuste salarial. Propusieron que el dinero se destine a una suerte de renta básica o se dé al ciudadano de a pie.

Al conocerse no solo que los congresistas seguirán recibiendo $14 millones en gastos de representación (pese a la virtualidad), sino ante el reajuste que por esta época hace el Ejecutivo a sus salarios –pasando de $32,7 millones a $34,4 millones–, la oposición y el oficialismo, en un hecho poco común en el Parlamento, se pusieron de acuerdo para pedirle al Gobierno de Iván Duque que no autorice el aumento de sus honorarios.

En contexto: A pesar de virtualidad, congresistas seguirán recibiendo $ 14 millones en gastos de representación

Primero fue el representante David Racero, de la Lista de los Decentes, quien expresó rechazo ante el eventual reajuste que hace anualmente la Contraloría de la República para altos funcionarios y que será del 5,12 %, previa firma del presidente Iván Duque.

Para el congresista, se trata de una “inmoralidad” que, sumando a todos los legisladores, representarían un gasto mensual de $620 millones y alrededor de $7.500 millones al año. Ante ello, propuso que ese dinero se destine a una suerte de renta básica para beneficiar a 8.500 familias.

“Es inmoral que en plena crisis económica los congresistas que ni siquiera están legislando de manera presencial, tengan este tipo de aumento salarial; en cambio, con ese dinero se puede garantizar una renta básica a las familias más afectadas por esta crisis”, manifestó Racero en declaraciones que recoge Caracol Radio.

A su turno, el partido de Gobierno, el Centro Democrático, elevó un llamado al primer mandatario para que no firme el decreto que establece el aumento de salario para los congresistas, sino que ese recurso sea asignado al reajuste salarial del ciudadano de a pie.

La colectividad dijo que una de sus premisas es promover un gobierno con austeridad en el gasto, “por lo cual desde 2016 y en cuatro ocasiones, el partido ha presentado iniciativas legislativas que buscan congelar el salario de los congresistas”.

Recordó que también radicó un proyecto de ley para que el salario de los congresistas sea gravado con un impuesto permanente del 10 %, y que este porcentaje sea destinado a programas como Ingreso Solidario.

“Cuando inició el asilamiento preventivo obligatorio, se propuso al Gobierno Nacional gravar el salario de congresistas y altos cargos del Estado con un impuesto del 20 % durante tres meses en medio de la pandemia, iniciativa que fue acogida por el presidente Duque”, agregó el partido.

La colectividad también manifestó que, con recursos provenientes del salario de los congresistas, ha entregado más de 65.000 mercados, dos Unidades de Cuidados Intensivos y 12 respiradores.

Pese a ello, no puede pasar por alto que la semana pasada, cuando se votó en la Comisión Primera del Senado una proposición que buscaba que los congresistas no recibieran mensualmente los $14 millones que actualmente perciben en gastos de representación, varios de los senadores del Centro Democrático se opusieron.

La proposición fue del senador Temístocles Ortega, de Cambio Radical, sin embargo, la idea fue lanzada en Twitter hace varios días por el senador Gustavo Bolívar, quien consideró que, como los congresistas estaban sesionando desde sus casas y a través de canales virtuales, ese dinero, que es utilizado para viáticos y otros asuntos relacionados, se podía ahorrar.

La votación sobre la proposición quedo empatada 8-8. Por sí votaron los senadores Roy Barreras, Gustavo Petro, Germán Varón, Temístocles Ortega, Armando Benedetti, Alexánder López, Rodrigo Lara y Julián Gallo, mientras que por el no —es decir, por seguir recibiendo los gastos de representación— votaron Esperanza Andrade, María Fernanda Cabal (Centro Democrático), Eduardo Enríquez Maya, Santiago Valencia (Centro Democrático) , Eduardo Pacheco y Juan Carlos García.

Comparte en redes: