Otro debate pendiente en el país

¿Qué tan preocupados están los candidatos por el enfoque étnico?

Los afrocolombianos del año de 2015, 2016 y 2017 pasaron al tablero a los candidatos presidenciales Carlos Holmes Trujillo, Marta Lucía Ramírez y Sergio Fajardo para verificar qué tanto conocen sobre las necesidades de la población negra en el país y qué proponen para resolverlas.

Los precandidatos Carlos Holmes Trujillo, Marta Lucía Ramírez y Sergio Fajardo. / Fotos: Cristian Garavito - El Espectador

¿Tienen los candidatos presidenciales una política clara para la población afrocolombiana? En busca de una respuesta concreta a esa pregunta, y con el fin de revisar qué tan armonizados están los programas de gobierno de los aspirantes a dirigir el país entre 2018 y 2022 con las necesidades de dicha comunidad, la Fundación Color de Colombia y El Espectador pasaron al tablero a los dirigentes políticos. Algunos argumentaron problemas de agenda y declinaron la invitación al encuentro, celebrado el miércoles en el marco de la ceremonia de entrega de los premios a los afrocolombianos del año.

Sin embargo, otros se le midieron al reto: Carlos Holmes Trujillo, precandidato por el Centro Democrático; Marta Lucía Ramírez, conservadora y precandidata por firmas, y Sergio Fajardo, del movimiento Compromiso Ciudadano y precandidato por firmas.

Educación, salud, seguridad, medio ambiente, infraestructura vial, negocios, pequeñas y medianas empresas fueron los temas que guiaron el conversatorio moderado por Fidel Cano, director de El Espectador.

Los tres precandidatos, en su búsqueda por seducir a la comunidad negra asistente al evento, se esforzaron por mostrar que sus propuestas son concretas y de beneficio general, pero en cuanto a enfoque étnico afro propiamente dicho fue más bien poco lo que dijeron.

Ramírez reiteró planes que desde el 2014 estaban en su hoja de ruta, cuando fue candidata presidencial por el Partido Conservador. Una de las ideas que más enfatizó (quizá derivada de su experiencia como ministra de Defensa) fue fomentar la presencia de ingenieros militares en territorios donde hay vacío de poder, que ejecuten obras de infraestructura para mejorar las vías de acceso entre capitales y toda la región del Pacífico.

Dice que quiere trabajar por las mujeres y las minorías a través de la creación de un viceministerio exclusivo para las etnias y la población femenina del país.

Holmes Trujillo, en términos de medio ambiente, pretende crear un fondo del agua subsidiado por el 1 % de las “contribuciones obligatorias” de las empresas que hacen explotación de los recursos. Con esto, dice, se financiarán proyectos sostenibles que equilibren el trabajo minero en cualquiera de los territorios con títulos de extracción.

Se robó aplausos cuando recitó su política anticorrupción de 11 puntos, entre los cuales propone la eliminación de la casa por cárcel para los corruptos y la penalización por tentativa de homicidio a quienes roben dineros de la salud.

Quien mencionó explícitamente un escenario con enfoque étnico y afro fue Fajardo, al hablar de la formación académica, en la que incluye un modelo nacional basado en la etnoeducación.

El precandidato del movimiento Compromiso Ciudadano manifestó su intención de continuar con la misma línea de gobierno que siguió cuando fue alcalde de Medellín y gobernador de Antioquia, donde desarrolló programas como Ferias de Transparencia (herramienta anticorrupción) y los Proyectos Integrales Urbanos.

En el auditorio había embajadores europeos, miembros del gabinete del presidente Santos, líderes empresariales y, por supuesto, una gran mayoría de población afro. Unos y otros escucharon con atención, aplaudieron de vez en cuando y se quedaron con una pregunta, que es más bien el reto de los candidatos: ¿será que el ganador de la contienda presidencial cumple por lo menos la mitad de las promesas sobre salud, educación y equidad que están haciendo en los debates? Hay más de 4 millones de afrocolombianos que esperan con urgencia que así sea.