Quiero una Procuraduría que no sea un instrumento de persecución política: Carrillo

El exministro intervino en la audiencia pública que convocó el Senado para escuchar las propuestas de los ternados que quieren llegar al Ministerio Público

La Unidad Nacional apoyará la candidatura de Carrillo en la ProcuraduríaArchivo

Con un triunfo prácticamente cantado, se dirigió ante la plenaria del Senado el exministro Fernando Carrillo, candidato a la Procuraduría General de la nación. La balanza se sigue moviendo en las diferentes bancadas y las cuentas dan para que este jueves, día formal de la elección, resulte vencedor el candidato que apoya la Unidad Nacional.

Para hoy estaba prevista la audiencia pública convocada por el presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, para escuchar a los ternados. Luego de un sorteo y al término de la intervención de la procuradora general encargada, Martha Lucía Castañeda, le correspondió el turno a Carrillo. Tuvo la palabra por un término de 20 minutos, suficientes para garantizar que el fantasma de una presunta persecución política ejercida desde el ministerio Público no se volverá a repetir. (Lea: Cambio Radical anuncia apoyo a Carrillo para la Procuraduría)

“Quiero una Procuraduría donde estén representados todos los partidos y movimientos políticos. Vengo a ofrecer garantías de equilibrio e imparcialidad y desechar esas ideas que han convertido a la Procuraduría en un instrumento de persecución política”, dijo Carrillo ante la plenaria del Senado, apenas unos minutos después de que se conociera la sorpresiva decisión de Cambio Radical de apoyar su candidatura y ya no –como se esperaba- a la exmagistrada María Mercedes López.

Los ánimos en el Congreso están caldeados. Sobretodo, si se tiene en cuenta el rifirrafe que hay al interior del partido Conservador en torno a la candidatura de Carrillo. Tal y como lo han confirmado voces ‘azules’ a El Espectador, hay varias ‘ovejas descarriadas’ que quieren desconocer la decisión de la colectividad de apoyar a López que garantizaría que el Ministerio Público le siga perteneciendo al partido que dirige David Barguil.

Mientras tanto, los candidatos siguen sumando votos de los partidos. Pero lo cierto es que se da por descontado que, al menos, liberales y La U también votarán en bancada y lo harán por Carrillo. No obstante, según dijo el exministro en el recinto, “no soy descendiente del sectarismo político y no creo que tenga que venir a este escenario a cumplir las funciones de procurador como una especie de monopolio de un sector político”.

El candidato Carrillo concluyó su intervención afirmando que su principal propuesta al interior de la Procuraduría en caso de ser electo tendrá que ver con reconstruir la legitimidad y la dignidad de las instituciones judiciales del país. Sobre el proceso de paz, afirmó que “el rol del procurador será el de ser guardián de los derechos de las víctimas, en particular y estar presente en todo lo que representan los instrumentos de reparación”.

El jueves será, entonces, el día en el que el país conozca el nombre de quien será el reemplazo del exprocurador Alejandro Ordóñez. Lo que queda claro es que empezará a ejercer sus funciones hasta enero del año entrante, respetando el periodo constitucional y el debate que continuará en torno a los ternados, mientras esto ocurre, será el relacionado con las presuntas inhabilidades en la que estarían incursos Carrillo, López y Perdomo y que no les permitiría detentar el cargo de nuevo procurador general de la nación.