Radiografía de un caos electoral

Trasteo de votos, denuncias sin resolver por las autoridades, un censo de votantes inexacto, son algunas de las irregularidades que denuncia el senador Armando Benedetti sobre el sistema electoral.

El sistema electoral de Colombia se hace agua. En todas las elecciones son miles las denuncias de fraude, resulta inexplicable que en algunos municipios haya más votantes que habitantes, el censo electoral no está al día y el intento de trasteo de votos llegó a magnitudes insospechadas, en 2015 el Consejo Nacional Electoral (CNE) tuvo que anular la inscripción de más de un 1.6 millones de cédulas por intento fraude.

Este panorama fue presentado por el senador Armando Benedetti en un debate de control político en el que se discutían las múltiples irregularidades del sistema electoral colombiano. La cruda radiografía realizada por el parlamentario señala que “no existe un censo oficial: según la página de la Registraduría el censo es de 33.747.062; pero en el conteo del día de las elecciones, el censo fue de 33.792.602 Hay una diferencia de 45.540 que en una elección apretada puede inclinar la balanza”

Pero el caos va más allá, en las pasadas elecciones había 96 municipios con más personas habilitadas para votar que habitantes, siendo Antioquia el departamento con más irregularidades de este tipo con 16 municipios, le siguen Boyacá con 14 y Santander con ocho.

Eso puede explicar que los comicios de 2015 fueron históricamente en los que más personas pidieron cambio de puesto de votación. Eso, en realidad, significaba un intento masivo de trasteo de votos.

La impunidad es rampante. En el caso de la participación de funcionarios públicos en política que es prohibida por la ley, en las pasadas elecciones se presentaron 947 quejas ante la Unidad de Recepción Inmediata para la Transparencia Electoral (Uriel), de estas, no se conoce ni un solo proceso disciplinario en la Procuraduría.

En materia penal, ante la Fiscalía, en las pasadas elecciones la Fiscalía recibió 2.042 denuncias y solo se han realizado se han realizado 362 actuaciones procesales: 39 escritos de acusación, 264 formulaciones de imputación y 59 solicitudes de medidas de aseguramiento. El 95% de los procesos se encuentra aún en etapa de indagación, es decir, son muy pocos los avances.

Es el diagnóstico que realizará el senador Armando Benedetti en el debate de control político sobre el sistema electoral que está en crisis y ya requiere una reforma de fondo. El actual Código Electoral es de 1986, las reformas en este sentido se han hecho a cuenta gotas, convirtiéndose en una colcha de retazos. Ahora, en La Habana gobierno y Farc acordaron cambio de fondo en el sistema en el que las irregularidades son la norma.

En ese sentido, el congresista pidió abrir el debate sobre la manera de votación en el país pues se sigue sufragando en papel cuando este mecanismo no garantiza la transparencia del ejercicio de la democracia. Sobre el tema, propuso que se implemente el voto electrónico que ya está ordenado por la ley y que se estima que tiene un costo de 1.4 billones de pesos.

Además, planteó abrir el debate sobre el voto obligatorio, la jornada electoral en días hábiles, gratuidad en el transporte el día de los comicios, financiación estatal de las campañas y prohibición absoluta de dineros particulares.

Finalmente, fue propuesto que el Consejo Nacional Electoral se cambie por un Tribunal Independiente como funciona en México y Estados Unidos para darle verdaderas facultades a este tribunal para que pueda revocar el aval a candidatos, a los que se les demuestre que están inmersos en delitos e incumplan los requisitos de ley.

Según datos de la Registraduría, de 2010 a 2015 se han gastado en elecciones $1.227.673.830.517 siendo el año 2013 donde hubo más gastos con $573,400,883,978 cuando ese año solo se hicieron elecciones atípicas y consultas de los partidos.