Reacciones divididas por el fallo de la Corte Constitucional sobre la JEP

Aunque del Gobierno celebraron la decisión, de sectores opositores la criticaron. Ahora lo que sigue es que el Congreso apruebe la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz antes de que acabe el Fast Track.

El Congreso tiene apenas dos semanas para aprobar la ley estatutaria de la JEP antes de que acabe el mecanismo del Fast Track.Cristian Garavito

Mientras que desde el Gobierno celebraron el fallo de la Corte Constitucional que, con varias observaciones, le dio vía libre a la Jurisdicción Especial para la Paz, desde la oposición, como la hecha por el Centro Democrático, criticaron la reciente decisión. Y aunque todavía queda pendiente la aprobación de la ley estatutaria de la JEP en el Congreso (a dos semanas de que acabe el Fast Track), la declaración de exequibilidad del que ha sido definido como el corazón de los acuerdos, sirvió como impulso para el debate.

Uno de los primeros en manifestarse al respecto del fallo de la Corte, fue el presidente Juan Manuel Santos quien, en una alocución este martes en la noche, aunque celebró que el acto legislativo 01 de 2017 fuera declarado exequible, volvió a hacer un llamado al Congreso para “no ser inferior a la tarea” de “aprobar, mediante el procedimiento de la vía rápida, importantes normas que desarrollan el acuerdo de paz”.

(Lea aquí: Corte Constitucional condiciona la Justicia Especial para la Paz).

Otro de los que se refirió a este asunto fue el ministro de Interior, Guillermo Rivera, quien, en entrevista con Blu Radio, explicó varias de las observaciones hechas por la Corte Constitucional. Una de ellas fue la decisión de que los magistrados extranjeros no puedan participar en las decisiones tomadas en el tribunal de la JEP, pues “viola el principio de la autonomía de la justicia y es un elemento extraño a nuestro ordenamiento jurídico”.

Rivera también habló de la posibilidad de que los condenados por parapolítica puedan participar de nuevo en política, siempre y cuando sus delitos hayan sido cometidos en el marco del conflicto armado y de que contribuyan a la verdad y a la reparación de las víctimas.

Humberto de la Calle, precandidato presidencial del partido Liberal, también celebró la decisión de la Corte Constitucional y, como Santos, manifestó que le “preocupa lo que está pasando en el Congreso con la JEP, si bien las decisiones tomadas ayer por la Corte son un avance, lo más democrático es que la rama legislativa de su aval lo antes posible”.

(También: Sin quórum para la JEP, otra vez).

Y como de la Calle, otro candidato que se mostró satisfecho con la decisión de la corte fue el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, a pesar de que en días pasados él y su partido Cambio Radical mostraron su desacuerdo con que se aprobara la ley estatutaria. “Celebro enormemente que la Corte Constitucional haya limitado el alcance y la competencia de la JEP, a quienes desde siempre fueron los únicos sujetos de la misma: los miembros de las Farc y de las Fuerzas Militares”, afirmó.

Las Farc también celebraron la decisión. El máximo líder de la exguerrilla, Rodrigo Londoño, dijo, a través de su cuenta en Twitter, que “la Corte Constitucional le cumple al país dando vía libre a la JEP (al garantizar que) derechos de las víctimas son prioridad, lucha contra la impunidad es un compromiso y garantiza verdad”.

Pero las voces no fueron solo a favor del fallo de la Corte. También hubo quienes lo criticaron, como el Centro Democrático. El senador y expresidente Álvaro Uribe Vélez dijo a través de Twitter que, a pesar de los cambios hechos por la Corte Constitucional, “lo fundamental (de la JEP) sigue igual: militares sin fuero, nivelados con terrorismo, condenados a reconocer delito no cometido o exponerse al riesgo de 20 años de prisión”.

(Le puede interesar: “La paz de Colombia está ahora en la cancha del Congreso”: Santos sobre la JEP).

El también candidato presidencial y exprocurador, Alejandro Ordóñez, se sumó a las críticas del uribismo, al afirmar: “Lo advertimos y nos dijeron mentirosos. Gracias a la Corte Constitucional, los terroristas tienen ya un tribunal del odio y la venganza para perseguir a todos los colombianos que los combatieron durante décadas. Con la JEP Colombia queda al bajo nivel de Venezuela, con cortes y tribunales al servicio del régimen y del terrorismo. En contra del pueblo. Nos robaron el 2 de octubre y ahora son dueños de la ‘justicia’”.