Las recientes condenas a las Farc

En los últimos meses se han emitido tres sentencias contra jefes de esta guerrilla por atentados terroristas.

‘Pablo Catatumbo’ e ‘Iván Márquez’, miembros de la delegación negociadora de las Farc en La Habana. / EFE

Son muchas las especulaciones sobre cómo lograr que los miembros de las Farc paguen un día de cárcel. Mientras desde La Habana los voceros de la guerrilla manifiestan que no estarán un solo día en prisión, las víctimas reclaman verdad y reparación; el procurador general, Alejandro Ordóñez, asegura que no permitirá impunidad en los delitos cometidos por las Farc, y el fiscal general, Eduardo Montealegre, ha señalado que hasta el momento no hay condenas contra miembros de la organización por delitos de lesa humanidad. En contraste, la justicia en Colombia ya lleva tres sentencias contra el secretariado de las Farc en los últimos meses.

El fallo más reciente fue el emitido por el Juzgado Noveno Penal Especializado del Circuito de Bogotá, que condenó a 40 años de prisión a quienes eran miembros del secretariado de las Farc el 25 de enero de 2002, entre quienes estaban Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, jefe negociador en La Habana, y Rodrigo Londoño Echeverry, alias Timochenko, máximo comandante de esta guerrilla en la actualidad. Ese día explotó una bicicleta bomba en el barrio Fátima, al sur de la capital, provocando la muerte de cuatro policías, una niña de 5 años y su madre, que se encontraban cerca de la estación de Policía donde fue la explosión.

El otro fallo que compromete a Iván Márquez, Timochenko y Pablo Catatumbo —otro de los negociadores de paz— fue el emitido el pasado 11 de septiembre por la Corte Suprema de Justicia y el cual ratificó la condena interpuesta por el Tribunal Superior de Villavicencio a 31 años de prisión por el atentando al hotel Acapulco, ubicado al lado de un comando de la Policía en el municipio de Puerto Rico (Meta). Tras la explosión del artefacto, que había sido instalado dentro de los tanques de agua del hotel, un vendedor de frutas, dos menores de edad, un teniente del Ejército y dos soldados perdieron la vida. Otros 10 uniformados y 13 civiles quedaron heridos.

La tercera sentencia, a 40 años de cárcel, fue la del pasado 24 de junio que emitió el Juzgado 4 Penal del Circuito Especializado de Villavicencio en contra de los miembros del secretariado de las Farc. Nuevamente los nombres que relucieron fueron Iván Márquez y Timochenko, que junto con ya extintos comandantes —como Raúl Reyes, Manuel Marulanda y Alfonso Cano— ordenaron realizar un atentado en el muelle de Puerto Rico sobre el río Ariari. En esa oportunidad un escuadrón del Ejército interceptó una canoa en la que se transportaban explosivos. Al ordenar el desembarco se produjo el fatídico hecho en el que fallecieron dos soldados, un civil y su hijo.

La incertidumbre sobre la verdad, justicia y reparación aún rodea a los diálogos de paz. Pero lo cierto, según un reporte de la Procuraduría, es que “hasta ahora, 218 miembros de las Farc, entre los que están ocho miembros del secretariado, y 28 miembros del Eln, han sido condenados por conductas que constituyen crímenes de competencia de la Corte Penal Internacional, incluidos homicidios, desplazamientos forzados, toma de rehenes, torturas y reclutamientos de niños”.