Reclaman la verdad sobre más de 2.700 desaparecidos por las Farc

En un debate de control político el representante a la Cámara, Álvaro Hernán Prada presentó un mapa estadístico de los desaparecidos en el país.

En momentos en que se discute la posibilidad de encontrar una salida negociada al conflicto armado entre el Gobierno y las Farc con los diálogos de paz que se adelantan en La Habana, cuyo compromiso es garantizar la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición para las víctimas, surgió una cifra que reclaman debe ser tomada en cuenta en Cuba. En Colombia hay 2.760 víctimas de desaparición forzada de esta organización guerrillera.
 
La cifra surge de las estadísticas oficiales del Registro Nacional de Desaparición Forzada con fecha de 15 de febrero de 2015 y la responsabilidad sobre las Farc se da porque los familiares de los desaparecidos al momento de hacer la denuncia deben informar sobre el hecho, dónde ocurrió, cuándo ocurrió, las causas y el presunto victimario, en estos casos el señalamiento fue contra esta organización.
 
Esta denuncia la hizo el representante a la Cámara del Centro Democrático, Álvaro Hernán Prada quien señala que este es un tema que debe ser abordado en La Habana, “tenemos que hacer es buscar la verdad, dónde están los desaparecidos, donde están esas personas. Así como se están entregando cuerpos de las víctimas de los paramilitares, debe hacerse con los de las Farc, ellos, si tiene verdadero interés en reparar, deben decir donde están”, afirmó el parlamentario.
 
Para abordar el tema, fue citado a debate de control político el jefe negociador del Gobierno en La Habana, Humberto de la Calle Lombana, quien no asistió. Sin embargo, con las cifras y la sistematicidad de las desapariciones que se dieron en mayor medida desde la década de los 80 pueden configurar un agravante si se firma el acuerdo de paz.
 
Colombia forma parte de los países que responden ante la Corte Penal Internacional (CPI) y de acuerdo con el Estatuto de Roma, en el artículo 7, “Por desaparición forzada de personas se entenderá la aprehensión, la detención o el secuestro de personas por un Estado o una organización política, o con su autorización, apoyo o aquiescencia, seguido de la negativa a admitir tal privación de libertad o dar información sobre la suerte o el paradero de esas personas, con la intención de dejarlas fuera del amparo de la ley por un período prolongado”. En caso de que al firmar el acuerdo haya impunidad en este delito, las víctimas podrían llegar a la CPI.
 
Por eso, el representante Prada manifiesta que “una de las características de la desaparición forzada es que un delito de ejecución continua y permanente, porque todos los días las personas están buscando a su ser querido. Son víctimas permanentes. Hay que exigirles verdad a las Farc para que las familias se tranquilicen, eso es una tortura constante. Eso no es justo”.